Previous Next
56

La UEFA ha cumplido con su amenaza y ha dejado fuera de Europa al Real Mallorca, aunque ayer sólo se limitó a manifestar que este organismo «ha decidido no admitir al Real Mallorca en la UEFA Europa League 2010-1011». Así de escueto, así de cruel.

El club balear tiene ahora la oportunidad de acudir la Comité de Apelación para recurrir la decisión en primera instancia y en segunda siempre queda acudir al Tribunal Arbitral du Sport (TAS). Sin embargo, en el club balear reina el pesimismo y una vez que se ha decidido retirar la licencia, ahora ya hay pocas opciones de poder reconducir la situación. La jornada de ayer fue esperpéntica y dio buena muestra de la falta total de tacto de la UEFA para con el Mallorca. Antes de las dos de la tarde ya se conocía de forma extraoficial que la decisión era la de retirar la licencia, pero hasta casi las ocho de la tarde, el club no recibió la comunicación oficial.

El Mallorca califica de «sorprendente» la decisión de la UEFA tanto «por el fondo como por la forma, ya que durante todo el día se han sucedido los rumores sin que el Real Mallorca hubiera recibido notificación alguna».

Según el club balear, «es sorprendente lo escueto del comunicado de la UEFA después de tantas horas de supuestas deliberaciones y que al final del día ofrezca dicha resolución sin ofrecer los argumentos jurídicos en los que fundamenta dicha decisión. El Club estudiará los pasos jurídicos a seguir en cuanto reciba la resolución en su totalidad», indicaba el Mallorca en su comunicado.

La noticia, no por esperada, dejó de causar un profundo impacto en la sociedad balear y en especial en la aficición del Mallorca que se está movilizando como nunca lo ha hecho hasta ahora. En todos los foros en la red y a través de los medios informativos, los seguidores buscan como mínimo rebelarse ante lo que a todas luces es calificado de «injusticia».

De hecho en el club se lamenta profundamente «la decepción difícil de entender y sin precedentes de la UEFA que va a provocar en nuestros aficionados».

La nueva propiedad del Mallorca considera que la exclusión de la Europa League supone un grave quebranto para el patrimonio de la entidad y de sus propios acreedores y espera que la juez que tutela el concurso de acreedores en el que está inmerso el club pueda ahora maniobrar en favor del Real Mallorca.

La propia UEFA se escuda también en que la documentación que recibió de la Federación Española ya reflejaba que no se cumpía con la normativa, pero no entra en especificar ningún punto ni ninguna otra concreción de los verdaderos motivos por los cuales expulsa al club balear.

El Mallorca cree que no va a hacer públicos al detalle estos puntos porque sentaría un precedente muy importante en el fútbol europeo y ve una mano negra en la que puede estar el propio Villar, rival de Alemany en la batalla por la presidencia de la Federación Española. El Mallorca ha sido expulsado de Europa, pero el último capítulo todavía no está escrito.