Nadal devuelve una bola a su rival francés Benneteau durante el partido de la tercera ronda del Torneo de Cincinnati. | Efe

2

El pase a los cuartos de final del Masters 1000 de Cincinnati resultó muy caro para Rafael Nadal, que tuvo que emplearse a fondo para superar al francés Julien Benneteau. El número uno del mundo se jugará ahora su pase a las semifinales con el chipriota Marcos Baghdatis después de haber estado contra las cuerdas en su duelo de ayer contra el francés, al que doblegó por 5-7, 7-6 y 6-2 en dos horas 47 minutos.
Benneteau, que atraviesa el mejor momento de su carrera y disfruta de su mejor ranking en la ATP (32), sacó a relucir un potente servicio y un gran repertorio cargado de agresividad para exprimir las dudas de Rafael Nadal al revés. El mallorquín se vio obligado a remontar un set y a salvar una pelota de partido en contra en la muerte súbita del segundo acto para allanar su camino hacia los cuartos de final.
Tras apuntarse la muerte súbita del segundo set con un gran aplomo, Nadal se vio beneficiado por las molestias físicas de su rival, que en el primer juego del tercer set sufrió un tirón que le obligó a jugar mermado la manga decisiva. Nadal no bajó la guardia y selló su clasificación.
Ahora, el número uno del mundo se jugará el pase a las semifinales con Marcos Baghdatis, que ayer doblegó al checo Thomas Berdych en su compromiso de cuartos de final. El mallorquín se ha impuesto al chipriota en las seis ocasiones en las que se han visto las caras, aunque en sus dos últimos enfrentamientos el tenista de Limassol consiguió arrebatarle un set al balear. La última ocasión en la que se enfrentaron fue en el torneo de Pekín en 2009 y Rafael Nadal salió airoso del duelo con un marcador favorable de 6-4, 3-6 y 6-4.