0

El director general del Palma Futsal, José Tirado, da el salto al fútbol ‘grande’ y asesorará de forma externa a la Federación Balear de Fútbol en marketing y relaciones con la Administración con el fin de agilizar los procesos y la obtención de recursos.

José Tirado desarrolló su carrera de futbolista en Son Ferrer, Bar Gost, Bodega Bennàssar, Inca, Valencia y Fisiomedia Manacor, pero sobre todo despuntó en Italia en equipos como Napoli, Cagliari, Verona o Cuartel. Terminó su carrera en el Fisiomedia Manacor. Nada más retirarse del fútbol sala activo, se incorporó a la disciplina y al organigrama del Palma Futsal para trabajar en los despachos. Es director general desde el año 2009 y se convirtió en    el máximo artífice junto al malogrado Miquel Jaume para que el Palma Futsal lleve muchas temporadas luchando codo con codo con los mejores equipos de España.

Seriedad

El subcampeonato de España de la temporada pasada supondrá que este año se estrene en la Champions. José Tirado y Palma Futsal son un ejemplo de rigor en la gestión, de competir con los mejores con presupuestos inferiores    relaciones públicas y aumento de masa social.

Tirado expuso su modelo de gestión en el Curso de Dirección de la Real FederaciónEspañola de Fútbol (RFEF)    el pasado mes de abril. Fue el primer club que no pertenece al fútbol, ​​que expuso su modelo de trabajo frente a futuros directores deportivos. La RFEF eligió al Palma Futsal por su gestión deportiva exitosa y ejemplar. También la marca Palma Futsal ha crecido en masa social, siendo el club de España con más socios, superando los 3.000, y en muchos partidos, llenando el pabellón de Son Moix con más de 4.000 espectadores.

Con esta incorporación, el presidente de la FederaciónBalear de Fútbol, Pep Sansó, que el pasado 30 de julio fue presentado oficilmente como máximo dirigente del fútbol balear relevando en el cargo a MiquelBestard, da una muestra del aire de renovación que quiere dar al organismo. Durante los cinco mandatos de Bestard, Pep Sansó ha sido una figura clave en el día a día de la federación y su experiencia en la gestión de diferentes proyectos en la FFIB, RFEF y UEFA le ha permitido atesorar la experiencia necesaria para afrontar el reto de la presidencia de la FFIB y para ello quiere rodearse de gente de fútbol con experiencia y prestigio.