Diego Nunes se despide de sus compañeros en Son Moix. | Emilio Queirolo

1

«Ha sido la decisión más difícil de mi vida», confesaba emocionado Diego Nunes en su despedida como jugador del Palma Futsal. El ala-pívot internacional brasileño agradeció «a José Tirado, al presi (Miquel Jaume), a Vadillo, a Gonzalo y a toda la gente del club y la afición el cariño que me han dado», y dejó claro que, «aunque mi mujer quiere quedarse en Mallorca, era una ocasión que no sabes si va a volver a pasar», en referencia a su marcha al Benfica, que pagará su cláusula de rescisión para hacerse con los servicios de un jugador de referencia en el fútbol sala mundial, siendo a la vez el traspaso más elevado que se ha pagado por un jugador de la entidad balear.

Nunes compareció junto a José Tirado, director general del Palma Futsal, que le entregó un obsequio en nombre de la entidad minutos después de despedirse del vestuario. «Se va uno de los mejores del mundo. Intentamos renovarle, pero hay clubes que están por encima y era difícil. Lo entendemos y le deseamos toda la suerte, además de agradecerle su compromiso durante estos años», refería Tirado, para quien ha sido «un orgullo» tener en la entidad «a un jugador y una persona como Diego».

El futuro jugador del Benfica portugués le desea «todo lo mejor al Palma Futsal, que consiga sus objetivos», después de una temporada en la que «he disfrutado de jugar al fútbol sala, es el año que más lo he hecho», confesando que «podría haber dado mucho más, y pido perdón si hice algo mal estos años», se sinceró. «Sólo tengo palabras de agradecimiento para el club, y especialmente para el presi (Miquel Jaume) y José Tirado, porque apostaron por mí cuando nadie me conocía», aseguró muy emocionado.

Pasando revista a su periplo en Mallorca, Diego Nunes recuerda como su peor momento «cuando llegué, porque tenía que demostrar lo que era», siendo el mejor el hecho de «haber aportado mi granito de arena al crecimiento del club y haber salido jugando dos finales, clasificándonos para la Champions», y dejó claro que seguirá el día a día y los partidos del Palma Futsal.

Se deshizo a la vez en elogios hacia la plantilla para la próxima temporada un Nunes que tiene la corazonada de que «algo bueno está por venir. Han traído a muy buenos jugadores y es un equipo más fuerte que el año pasado. Es gente que trabaja y se merece todo lo bueno que les pase. Y ojalá que llegue el primer gran título», concluyó el brasileño en su comparecencia ante los medios.