Una jugada del encuentro en Son Moix. | Emilio Queirolo

0

Palma Futsal 2

Barça 3

Primera División Futsal Playoffs | Semifinales. Round 1 | 12/06/2021 20:30 | Final

El Palma Futsal volvió a tropezar con el eterno obstáculo que el destino le ha puesto en su sueño hacia un título. El Barça, tirando de calidad y oficio en momentos puntuales, se llevó el primer partido de la semifinal (2-3) tras un polémico final, en la prórroga y tras ver cómo los de Vadillo igualaban un 0-2 en contra y fueron quienes más méritos hicieron para imponerse. Aunque el destino volvió a darles la espalda.

Comenzó presionando desde la salida del balón el cuadro de Vadillo, aunque en cada aproximación intimidaba el equipo local. Higor tuvo la primera en una acción alocada. Un aviso del catálogo de intenciones de un Palma Futsal que no permitía a los azulgrana sentirse cómodos sobre la ayer pista azul del Palau de Son Moix.

Tocaba e intentaba ganar metros el Barça, pero el peligro lo ponía un Palma que tuvo el primer gol en una conexión entre Marlon y un omnipresente Rafa López que este último no pudo concretar. Acosaba el anfitrión y una falta bien buscada por Vilela permitió a Raúl Campos poner un balón envenedado a Marlon, sin acierto en el remate decisivo.

Avanzaba la primera parte y el Barça seguía sin dar señales de vida. Es más, la terrible presión del Palma les impedía incluso llegar a la línea de tres cuartos con claridad y el portero Dídac debía protagonizar el único disparo en muchos minutos de los azulgrana, encomendados al talento de Ferrao y compañía para intentar sorprender a Fabio y su zaga. Matheus lo probó, de nuevo alto, pero esas acciones individuales no eran suficientes.

De nuevo Rada López, ganándole la espalda a su marcador, se plantó ante Dídac, y acto seguido, Tomaz enviaba al travesaño un cabezado poco certero, pero lleno de veneno e intención. Al filo del ecuador de la primera parte, Lolo se marchó por la banda derecha en solitario, encarando a un Dídac que sacó una mano prodigiosa para salvar a los suyos.

Dídac, portero del Barça, se permitía licencias en ataque e iniciaba las jugadas azulgranas. En una de ellas, casi alcanza la frontal, y antes de recibir la primera presión, acribilló a Fabio para adelantar a los catalanes (0-1, m. 13). Injusto golpe para un Palma Futsal que era quien más buscaba el gol.

Y que no se rindió. Lo probaba hasta la extenuación el grupo de Vadillo, pero al Barça se le veía más confiado que en el arranque, inspirado en la seguridad de Dídac bajo palos. Pero sin mordiente ni pólvora arriba, donde Ferrao pasaba inadvertido.

Vilela y sus anchas espaldas, su potencia y su disparo letal eran el principal argumento del Palma Futsal en la recta final de la primera parte, que se agotaba con la acción más clara para los locales. Un lanzamiento de Tomaz que, entre Dídac y la madera, evitaron que acabara en el fondo de las mallas y supusiera el empate en un momento delicado para un Barça contra las cuerdas. Eso sí, pero que pudo ampliar su renta en el último segundo, aunque otra vez Fabio respondió certeramente al disparo de Coelho para alcanzar así el ecuador de la primera mitad.

Calcó el guión el Palma Futsal en la reanudación. Nunes intentó sorprender a Dídac de inicio y el balón era de los baleares. Una rosca de Higor acarició la escuadra y la exigencia a la que llevaba el equipo de Vadillo a su rival le hacía perderse al rebasar la medular.

Tomaz se retiraba lesionado en la antesala de otra acción de peligro que repelía de nuevo la defensa de un Barça agazapado en su campo y esperando su oportunidad. Como en un tiro de Coelho que encontró de nuevo a Fabio y sus guantes.

Al otro lado de la pista, Dídac se sacaba otras tres manos consecutivamente. Eran los peores momentos para un Barça acorralado por un Palma Futsal inmenso, ambicioso y que iba a por todas sabedor de que el crono corŕía en su contra.

Endureció su táctica un Barça cada vez más tenso ante la falta de soluciones en ataque, donde apenas se dejaban ver. El tándel Aicardo-Dídac era un muro y el arbitraje tampoco ayudaba a frenar la dureza de los azulgranas, que buscaban el balón para dejar pasar los segundos y amarrar el marcador.

Y tirando de clase y velocidad, Marcenio puso la directa y esta vez no erró ante Fabio, que no pudo evitar el segundo tanto de un Barça que se veía con una cómoda renta al frente, amortizando al máximo sus oportunidades ante la portería de un Palma Futsal que recibía otro duro e inmerecido golpe (0-2, m. 31). El tiro cruzado del azulgrana era un jarro de agua fría para un Son Moix entregado.

Sin margen de celebración, Raúl Campos envió el esférico al palo y Vilela al estómago de Dídac. Le quedaban menos de 8 minutos al Palma Futsal, que echó el resto con portero-jugador. Y salió cara. En poco más de un minuto, Raúl Campos encontraba el hueco por el que batir a Dídac y elevar más la temperatura del duelo (1-2, m. 33).

Mantenía su apuesta Vadillo con superioridad numérica a la caza del empate y el Barça apeló el toque para ganar segundos. El duelo entró en una fase delirante y Vilela provocó el éxtasis con un tiro a la cruceta imposible para Dídac. Empate a dos, nuevo partido y el Palma Futsal obraba la gesta tras verse dos goles abajo seis minutos atrás (2-2, m. 37).

Andaba aturdido el Barça. Todo lo contrario que un Palma Futsal resucitado en el electrónico y recompensado por su constancia. Y pudo ser más. Dos veces tuvo el 3-2 Vilela, un dolor de cabeza para la retaguardia azulgrana en el tramo final de un duelo que ponía rumbo a la prórroga.

Haciendo rodar el balón se consumió el primer tramo del tiempo añadido. La tensión le pesaba más al Barça, que tuvo la última opción antes de encarar los tres minutos que podían evitar, otra vez, los temidos penaltis. Pero apenas disputado un minuto de la segunda mitad de la prórroga, Aicardo replicó el tanto anterior de Vilela, en la misma portería, pero ahora con Fabio bajo palos (2-3, m. 44). Volvía a ponerse por delante un Barça que se defendió con uñas y dientes, y que contó con el factor suerte en una acción que acabó en gol anulado al Palma y con amonestación para Higor.

Apenas quedaba tiempo para revertir el golpe y el Barça se llevaba sin haber hecho nada del otro mundo la victoria y el primer punto, haciéndose con el factor pista y poniéndose a un triunfo de la final. Eso sí, el Palma Futsal no ha dicho su última palabra.

2 Palma Futsal: Fabio, Diego Nunes, Higor, Lolo y Tomas (equipo inicial). También jugaron Vilela, Raúl Campos, Marlon, Rafa López, Hamza y Claudino.

3 FC Barcelona: Dídac, Aicardo, Matheus, Ferrao y Marcenio (equipo inicial). También jugaron Coelho, Dyego, Esquerdinha, Joselito, Ximbinha, Higor y Povill.

Árbitros: Martínez Florez y Navarro Liza. Mostraron cartulina amarilla a Marlon, Carlos Barrón, Hamza, Ximbinha y Ferrao.

Goles: 0-1, Dídac, m. 13; 0-2, Marcenio, m. 31; 1-2, Raúl Campos, m 33; 2-2, Vilela, m. 36; 2-3, Aicardo, m. 44.

Incidencias: Palau d'Esports de Son Moix. Unos 1.500 espectadores, máximo aforo fijado por la normativa COVID. Primer partido de la semifinal del playoff por el título de la Primera División. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Olivia, la niña asesinada en Tenerife.