El jugador del Palma Hamza protege el balón ante la presión de un rival. | Jaime Verd

0

Un mes después, el Palma Futsal regresa a su fortín. Son Moix acoge hoy (12 horas) un duelo clave en las aspiraciones del equipo de Antonio Vadillo, que aspira a sumar tres nuevos puntos como local con los que asentarse en la segunda posición y marcar distancias respecto a rivales directos. Con 200 socios como afortunados testigos del duelo, los isleños encaran el tramo final de la temporada regular con el Levante únicamente por delante, pero con la amenaza presente de Cartagena, Barça, Movistar Inter o ElPozo Murcia presente.

Con la baja segura de Vilela, que no se ha recuperado a tiempo, y con la seria duda de Marlon, el Palma Futsal intentará hacerse más fuerte como local frente a los navarros, que pelean por asegurar la permanencia y obtener una de las preciadas plazas de playoff.

Homenaje

En un partido en cuyos prolegómenos la nadadora del Palma Aina Hierro (campeona de España de 100 mariposa y clasificada para el Europeo) será homenajeada, realizando el saque de honor, el Palma Futsal deberá plantar cara a un oponente que en la primera vuelta hizo sufrir a los baleares, que se impusieron por un ajustado 1-2, haciendo valer su efectividad ofensiva en una cancha complicada como es Anaitasuna.

Desde el pasado 20 de marzo no juega en Son Moix el Palma Futsal, un factor decisivo para entender la situación clasificatorio de los de Vadillo, que pueden presumir de ser la mejor defensa y el equipo menos goleado de la Primera División y ha focalizado todas sus miras ya en el último y único gran objetivo que resta de aquí a final de temporada. Hacer un buen papel en Liga y en los playoffs por el título es la meta de un Palma Futsal que afronta otra prueba de peso ante Osasuna Magna Xota, un histórico del fútbol sala español que intentará frenar a uno de los equipos en mejor forma de la competición.