Ximbinha, pívot del Palma Futsal, protege el balón entre dos jugadores del Pescados Rubén Burela, durante un partido de esta temporada. | ARCHIVO

0

El Barcelona quiere incorporar a su plantilla a Ximbinha. El jugador de moda del Palma Futsal y una de las grandes sensaciones del campeonato se ha convertido en uno de los objetivos del conjunto azulgrana, que se ha quedado sin efectivos en el puesto de pívot tras las lesiones de Esquerdinha y Ferrao. El brasileño, con una cláusula de rescisión de 150.000 euros, podría recalar en breve en el Palau Blaugrana. La duda ahora está en si el club catalán abona completa esa cantidad para adquirir sus derechos en propiedad o si paga solo una parte a cambio de una cesión hasta final de temporada que alivie su panorama actual.

En solo unos meses, Geverson Chaves de Melo Freitas, Ximbinha (Sao Paulo, Brasil, 1990) ha dejado huella en Son Moix. El exjugador del Santa Coloma se ha destapado con el paso de las jornadas en el principal referente ofensivo para los de Antonio Vadillo, que han aprovechado ese oleaje para aspirar a cuadrar una de las primeras vueltas de su historia. El último ejemplo de las exhibiciones que está protagonizando Ximbinha vestido de verde pistacho es de hace solo unos días. El pasado martes, en la jornada que abrochaba el 2019 en casa, le endosó cinco tantos a su exquipo para firmar el primer repóquer de su carrera. Un recital por el que ha sido incluido en el quinteto de la jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) junto a Juanjo (Barcelona), Maxi Rescia (Levante), Zequi (Córdoba) y Raúl Gómez (Peñíscola).

El Barcelona no quiere perder terreno con respecto a los otros dos gigantes del fútbol sala español y ha clavado la mirada en el Palma después de perder por el camino a dos de sus puñales. El primero fue Esquerdinha, que en septiembre y durante la Supercopa se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla. Un mazazo que se une al que recibió el club a finales del mes pasado con la lesión de Ferrao, su estrella principal y seguramente el pívot más determinante del momento, que estará de baja entre cinco y seis meses. Con una rotura parcial del tendón de Aquiles, se perderá la Copa de España, la Final Four de la Champions y casi todo lo que resta de campaña.

El Palma podrá amortiguar el golpe que supondría la baja de Ximbinha con la llegada de Rafael Vilela, al que había elegido para ser el relevo de Mati Rosa a partir de enero.

Internacional por Azerbayán, zurdo y de 26 años, Vilela destaca sobre todo por su físico y cuenta con experiencia en Europa al haber militado en el Nikars de Letonia y el Araz de Azerbaiyán, con el que jugó la UEFA Futsal Cup. Vilela, fichado para compensar las lesiones de Rosa y Quintela, deberá dar un paso al frente si el Barcelona finalmente decide pescar otra vez en Son Moix.