Sete Benavides y Antoni Segura junto al técnico Kiko Martín. | Teresa Ayuga

Con una sonrisa de oreja a oreja cruzaba sobre las 12:50 horas la puerta C de Llegadas del Aeropuerto de Palma Joan Toni Moreno, flamante campeón de Europa de C 2 500 metros el pasado domingo en Múnich junto al gallego Adrián Sieiro. Moreno, que fue recibido por el director técnico de la Federación Balear de Piragüismo, Xavi Marroig, bromeaba sobre el hecho de que pocos meses antes viviera una situación parecida al regresar como campeón del mundo C4 500 metros. «Ojalá esto se vaya convirtiendo en una costumbre», señalaba exultante.

El palista de Pollença explicó que esta medalla «vale mucho» y destacó el gran ambiente vivido durante el campeonato en Múnich. «Ha sido increíble. Nunca había vivido una experiencia así con tanta gente animando y una organización tan perfecta». Múnich ha sido la sede del Campeonato de Europa de Piragüismo, pero también acogió la pasada semana el Campeonato de Europa de atletismo y junto a estas disciplinas también se han celebrado los campeonatos continentales de gimnasia artística,voley playa, BMX estilo libre, bicicleta de montaña, ciclismo en carretera, ciclismo en pista, remo, escalada, tenis de mesa y triatlón,    por lo que la capital bávara se ha convertido en la capital del deporte y los participantes han vivido una atmósfera muy especial, casi como si fueran unos juegos olímpicos a pequeña escala.

jmr220822001 (9).jpg
Joan Toni Moreno muerde su medalla de oro en Son Sant Joan. FOTO: Jaume Morey

Moreno comentó que la final «fue dura por el viento en contra, aunque confiábamos mucha en nuestra estrategia que consistía en salir fuertes, ir abriendo toda la brecha posible hasta mitad de carrera y aguantar hasta el final. Y la verdad es que nos fue bien». Moreno y Sieiro se impusieron a la pareja polaca por más de medio segundo (677 milésimas). El ‘pollencí’, que a sus 22 años, ya atesora dos títulos continentales y uno    mundial, explicó que el hecho de ser los favoritos de la prueba «no nos ha pesado. Lo único que me preocupaba era que todo el esfuerzo que hemos hecho en estos últimos meses no se viera recompensado por un triunfo porque han sido muchas semanas de sacrificio.Son muchas horas en el agua que se resumen en apenas 1 minuto y 40 segundos y no te puedes permitir ni un fallo». El Campeonato de Europa ha supuesto el punto y final a una exigente temporada y ahora el objetivo está puesto en los Juegos Olímpicos de París en 2024. «Esta medalla nos hace ver que estamos por el buen camino y así dan ganas de seguir mejorando y compitiendo. Pero ahora toca descansar y preparar la temporada que viene en la que habrá que ganarse la plaza para París».

jmr220822001 (7).jpg
Xavi Marroig, director técnico de la Federación Balear de Piragüismo, charlando con Joan Toni Moreno a su llegada a Son Sant Joan.

Plata

Un poco más tarde aterrizaban en SonSant Joan los palistas Sete Benavides y Antoni Segura, acompañados por el técnico Kiko Martín, que lograron una valiosa plata en C2 200 metros y sólo fueron superados por la pareja polaca.El medallista en Londres 2012 explicó que se trataba de un buen resultado «después de haber estado dos años sin competir juntos a nivel internacional». Para ellos elCampeonato de Europa ha sido la última cita de la temporada y tras unas semanas de descanso volverán a las aguas del Lago Esperanza a preparar una temporada crucial antesala de unos juegos olímpicos que ya están en la mente de los deportistas.

Punto de vista

Una campaña sensacional

El piragüismo mallorquín ha brillado con luz propia en esta temporada. Los magníficos resultados cosechados en Múnich por Moreno, Benavides y Segura tuvieron otros precedentes sobresalientes ya que Moreno se proclamó campeón de mundo en Halifax en la modalidad de C4 500 metros y Benavides rozó la medalla de bronce en    C 200 metros. en este mismo campeonato.