Imagen de la llegada.

0

Carlos Rodríguez (INEOS) confirmó la explosión de la nueva generación de ciclistas nacionales y, con 21 años, se proclamó campeón de España profesional de fondo en carretera, tras 186 exigentes kilómetros de carrera (más de 2.500 metros de desnivel acumulado) con salida en Sant Llorenç y un duro circuito final con el Coll de Sa Creu como punto de inflexión antes de llegar a la meta de Son Moix, donde se cerraron unos nacionales con protagonismo balear en el cierre, en el que el calor pasó factura a los corredores. El andaluz hizo bueno su ataque en la última subida al Coll de Sa Creu y defendió una renta de cerca de medio minuto en los kilómetros finales para imponerse (4:21:43) al dúo que peleó por la plata en el esprint, llevándosela Jesús Herrada (Cofidis), que superó en meta a Alex Aranburu (Movistar), siendo cuarto Juan Ayuso (UAE). El mejor balear fue Xavi Cañellas (Java Kiwi Atlántico). Íñigo González (Aluminios Cortizo) se alzó con el título Élite.

Enseguida arrancaron las hostilidades en carrera. Iván Romeo (Hagens Berman), Marc Brustenga (Trek Segafredo) y el mallorquín Joan Martí Bennàssar (Manuela Fundación) atacaron para protagonizar la fuga larga del día desde el kilómetro 18. Su renta respecto al grupo, rumbo a Palma, fue creciendo hasta alcanzar los cinco minutos y medio en el kilómetro 68, plantándose en la capital mallorquina en solitario, pero con el pelotón cada vez mejor posicionado, de la mano de Kern Pharma y un Movistar Team que no querían que la escapada se fuera demasiado lejos.

Tras el primer paso por meta, el Coll de Sa Creu acabó por realizar la selección en el trío de cabeza. Romeo, el benjamín del pelotón, atacó para dejar atrás a Bennàssar y Brustenga. El gran grupo apretaba y rozaba los 3 minutos de desventaja antes de dar caza a los fugados, que se quedaron sin energías cuando por detrás apretaron. Un ilustre veterano como Óscar Sevilla (Medellín) fue el siguiente que probó fortuna, llevándose tras él a Jorge Arcas (Movistar ) y Mike Nieve (Caja Rural-RGA), aunque esa aventura duró poco, siendo neutralizados a dos vueltas para el final. Un momento en el que se sucedieron los intercambios de golpes y ofensivas. José Manuel Díaz (Burgos BH) fue el primero en demarrar, y acto seguido aparecieron los primeras espadas para tomar el mando, siendo Antonio Pedrero (Movistar), Juan Ayuso (UAE) y Carlos Rodríguez (INEOS) los más fuertes. Álex Aranburu (Movistar), Jesús Herrada (Cofidis), Carlos y Raúl García y Roger Adrià (Kern Pharma) se unieron a la fiesta, anticipando una última vuelta de vértigo.

Quedó un quinteto por delante en el descenso hacia Palma. Rodríguez, Ayuso, Herrada, Aranburu y Adrià abrín un hueco de medio minuto, entendiéndose en la baja de Sa Creu para asentar la fuga. Con la carrera rota, dos grupos intentaban seguir la estela del quinteto de cabeza. Ahí andaba el mallorquín Xavi Cañellas (Java Kiwi Atlántico), que con 21 kilómetros por delante peleaba por meterse con los mejores.

La última ascensión al Coll de Sa Creu iba a ser definitiva. El grupo delantero se rompió a medida que Carlos Rodríguez tomaba el mando para llevarse a Ayuso, Jesús Herrada y Aranburu, aunque fue el andaluz el que más piernas tuvo en las rampas de la cota palmesana y a poco más de un kilómetro se marchó en solitario para cosechar unos segundos vitales con los que coronar y afrontar el descenso hacia la gloria. No aflojó el andaluz del INEOS, que mantuvo su margen en la bajada y puso rumbo a Son Moix con la presión de Herrada y Aranburu presente y sin darle margen de error para celebrar por todo lo alto su primer título Élite de campeón de España.