Biniam Girmay, tras sufrir el impacto del corcho de la botella en el podio. | JENNIFER LORENZINI

0

El ciclista africano del Intermarche-Wanty-Gobert Materiaux, Biniam Girmay, no tomó la salida en la undécima etapa del Giro de Italia que se disputa este miércoles después de lesionarse en el ojo con un corcho celebrando su histórica victoria del día anterior. Biniam Girmay, de origen eritreo, se convirtió en el primer ciclista de raza negra en conseguir una victoria de etapa en una gran vuelta tras superar al neerlandés Mathieu van der Poel (Alpecin) al sprint en Jesi. Sin embargo, su celebración se terminó pronto, pues en el podio, al abrir la botella de champán que se ofrece al ganador, tuvo la mala fortuna de que el corcho le golpease en el ojo.

El ciclista, de 22 años, fue trasladado al hospital, donde permaneció varias horas hasta que le dieron el alta y pudo ir a cenar y compartir su triunfo con sus compañeros del Intermarche-Wanty-Gobert Materiaux. Posteriormente, en la mañana del miércoles, se confirmó que el eritreo no tomará la salida y abandonará el Giro. "Ayer cuando llegué después de estar en el hospital, del mal momento, disfruté un poco con mis compañeros, el 'staff' y todo el mundo. Estoy feliz ahora, estuve un poco triste por lo que pasó con el champán, pero cuando volví estaban todos superfelices", relató en un video publicado por su equipo.

Sin embargo, "desgraciadamente", no podrá tomar la salida porque su ojo "todavía necesita descansar y coger energías". "Estoy pensando ya en el resto de la temporada. Muchas gracias a todos los que me han apoyado y empujado, ya estoy bien, nos volveremos a ver pronto", explicó el ciclista eritreo.