Tim Wellens (Lotto-Soudal) celebra su victoria en Lloseta ante Alejandro Valverde (Movistar). | Emilio Queirolo

0

Otra vez Tim Wellens. El belga del Lotto-Soudal sumó una nueva victoria a su palmarés en la Challenge Ciclista a Mallorca-Garden Hotels Luxcom, y también en el Trofeo Serra de Tramuntana, aunque en esta ocasión en Lloseta, epicentro de una jornada intensa, de 158’9 kilómetros y constantes cambios de desnivel, de contacto con la más alta montaña y en la que la polémica definió el desenlace de una carrera en la que el artanenc Enric Mas (Movistar Team) mostró buenas piernas, atacando en cabeza y arropando a un Alejandro Valverde que lamentó la ocasión perdida y el movimiento en el repecho final de un Wellens que suma unos puntos vitales para que su equipo continúe en el UCI World Tour.

Y es que el murciano del Movistar se mostró molesto por la maniobra de Wellens en los metros decisivos. «Me ha pedido perdón, me ha dicho ‘sorry’ cuando ha subido al podio… Por algo será», confesaba el excampeón mundial. «Él ha cambiado la trayectoria de derecha a izquierda totalmente. Yo ya estaba a su par, y si seguía avanzando, tenía sitio para pasar, pero como ha visto que le rebasaba, se ha tirado más a la izquierda y he tenido que dejar de dar pedales. Los jueces han dicho que él es el ganador, así que no hay nada más que hablar. Le doy la enhorabuena», prosiguió un Valverde que, tras la deliberación del jurado técnico, se tuvo que conformar con una notable segunda posición en Lloseta, donde se plantó tras protagonizar un final intenso junto a otros seis compañeros de aventura.

Y eso que fueron Mosca (Trek), Murguialday (Caja Rural-RGA), Irizar (Euskaltel-Euskadi), García (Kern Pharma), Vauquelin (Arkea) y De Pestel (Sport Vlaanderen) los que primero probaron fortuna.
El Coll de Sóller agilizó la caza por parte del pelotón y en el Puig Major se realizó la criba clave del día. Valverde, junto Enric Mas, Brandon McNulty (UAE), Buchmann (Bora), Clarke (Israel), Wellens (Lotto-Soudal) y Goossens (Intermarché) eran los llamados a jugarse la victoria. Un Mas con buenas piernas y Valverde probaron suerte, pero en el momento decisivo, el murciano intentó plantar cara a un Wellens que entró a por todas, demasiado incluso, para imponerse (4:12:32) ante un Valverde poco contento con la forma de lograr el triunfo por parte del belga, que suma y sigue en la Challenge. El australiano Simon Clarke (Israel-Premier Tech) acabó en tercera posición.