Arranque. Los casi 500 participantes de los 10 kilómetros ‘Port de Palma’ fueron los primeros en actuar en el programa del evento. La salida tuvo lugar en la Avinguda Antoni Maura, a las 10 de la mañana, media hora antes de la prueba larga. | Laura Becerra

1

La Mitja marató Ciutat de Palma volvió a vestir la fachada de Ciutat con el mejor atletismo gracias a una de las pruebas con más tradición de nuestro calendario. Casi 33 meses después de su última edición en marzo de 2019, la ‘Ciutat de Palma’ volvió a ofrecer a aficionados y participantes un evento de impecable organización y buena animación, y que tras su desarrollo también dejó excelentes resultados por parte de sus principales protagonistas. Aún con un contexto delicado y cauteloso a raíz de la pandemia, del programa de esta XXVIII edición se omitió la Cursa popular ‘El Corte Inglés’, multitudinaria prueba celebrada simultáneamente a la media maratón desde 2004. No obstante este detalle, bien comprendido y asumido por todas las partes, sí que se disputaron las carreras de 21 y 10 kilómetros.

Honores

Esta vez los primeros en actuar fueron los casi 500 participantes de los 10 kilómetros ‘Port de Palma’, que dejaron como vencedores a Aziz Boutoil y Francisca De Villalonga.
El corredor del ADA Calvià demostró una vez más su fortalza sobre esta distancia, y tras un primer tercio de prueba acompañado por Bernat Real, tras el giro en Porto Pi, Boutoil comenzó a abrir hueco respecto a su acompañante, comenzando la cabalgada en solitario que le llevaría a su tercer triunfo en la prueba (tras 2018 y 2019), esta vez con un tiempo de 31:58. Real mantuvo la segunda posición con 33:21, mientras que Diego Martínez (VIVA Es Raiguer) completó el podio con 33:36. Por su parte, De Villalonga, también de las filas del ADA Calvià, se mostró inaccesible desde el primer kilómetro, cuando ya empezó a establecer su creciente ventaja. La triatleta, quien ya fue tercera en 2019 y ganadora en 2017 (aquí en la media maratón), firmó un tiempo de 38:33 para su victoria, tras los que siguieron los 39:58 de Gabriela Alemany (Amistat-NovomarHotel) y los 40:09 de Asmaa Zammou (CA Montuïri), quienes completaron el podio de honor de la categoría.

Segundos antes de la llegada a meta de Boutoil, se dio la salida a la segunda prueba de la mañana, la media maratón, donde se pudieron presenciar exhibiciones casi idénticas en ambas categorías. El vencedor masculino fue Dimitrijs Sergojins, quien ya venció con autoridad en 2019. El internacional letón del club LaSansi no dio opción alternativa a su imponente triunfo, el cual blindó desde el pistoletazo de salida. Sergojins (plusmarquista letón de 10 kilómetros con imponentes 29:10, y con notables 1:04:04 este año en media maratón), demostró su alto grado de confianza y no tuvo inconveniente en cubrir los 21,098 kilómetros en solitario, para cruzar la meta en 1:06:52.

El segundo puesto lo ocupó Joan Marín (CT Global Training), reforzando su excelente temporda con 1:12:37. El podio lo completó Alejandro Álvarez (Badia de Palma), tras valiosa alianza con el veterano Miquel Capó: 1:16:21 y 1:16:27. Y poco hubo que esperar para ver a la vencedora femenina. La argentina Mari Luz Tesuri, residente esta temporada en Mallorca y a las órdenes de Mateu Cañellas en la disciplina del SISU Team, demostró una vez más sus cualidades con una exhibición que cerró en 1:16:53, el mejor crono en la prueba desde Pueyo en 2012. La sencellera del CA Inca Sebastiana Llabrés (1:22:29) y la pollencina del CA Montuïri Àngels Llobera (1:25:04) completaron el podio.