Álex Graneri se ha confirmado como el gran valor de futuro del piragüismo balear y nacional.

0

Álex Graneri se ha confirmado como el gran valor de futuro del piragüismo balear y nacional tras conseguir este lunes su segunda medalla de oro en los Campeonatos del Mundo júnior, que se disputan en la pista portuguesa de Montemor O Velho. El palista del Real Club Náutico de Palma se impuso con autoridad en la final de K1 500 metros, con un tiempo de 1:41.55, dejando a más de un segundo al húngaro Levente Kurucz, plata con 1:42.69, mientras que el tercero, el canadiense Ian Gaudet, entró a casi tres segundos del balear.

De esta manera, Graneri, que se entrena en Trasona (Asturias) junto al equipo nacional, dobla cosecha de oros tras conseguir el pasado sábado el título mundial júnior en K1 1000 metros y se erige en el protagonista español dentro de los Mundiales de su categoría.

Álex Graneri

La de Graneri no fue la única medalla balear en el cierre, pues su compañera Carla Vey (RCN Palma), formando embarcación con Laura Serra, Andrea Rodríguez y Carla Corral, se colgó la medalla de bronce en K4 500 metros, completando una matinal excepcional para los mallorquines. Las españolas subieron al podio con un tiempo de 1:41.20, por detrás del K4 de Hungría (oro, con 1:39.30) y Alemania (plata, 1:40.51).

Cerca del podio estuvieron María Moreno y María Prats (RCN Port de Pollença), cuartas en C4 500 metros júnior con un tiiempo de 1:48.39, mientras que Carolina González (RCN Port de Pollença) fue sexta en la final de C4 500 Sub 23, mientras que su compañero Cristian Agu se impuso en la final B de C1 500 metros con un registro de 1:57.93.