La normativa señala que las jugadoras deben llevar un bikini que «no tenga más de 10 centímetros en los lados». | Twitter: @Ellcrys_wrx

0

La selección de balonmano playa de Noruega se rebela contra el uso normativo del bikini. Las deportistas dan un paso al frente y cambien el traje de baño por unas mallas cortas. Según la Federación Europea de Balonmano: «las jugadoras deben llevar bikinis inferiores con talla ajustada y corte en ángulo ascendente hacia la parte superior de la pierna. El lado ancho debe ser de un máximo de 10 centímetros».

Las noruegas llevan desde principios de año intentado cambiar este hecho y pidiendo la suspensión de la norma que no permite que la tela del bikini supere los diez centímetros de ancho. A la reivindicación se le han sumado otras selecciones como la de Suecia y hace unos años ya lo hicieron las chicas de la selección española, aunque por el momento no ha surtido efecto. Se trata de una normativa sexista, ya que a los hombres si se les permite llevar pantalones más largos, que «deben quedar 10 centímetros por encima de la rótula». La norma de vestimenta de la EHF también se aplica en España.

Aunque las deportivas acataron las normas hasta semifinales, decidieron ponerse las mallas en el último partido donde compitieron con España. La capitana de la selección, Katinka Haltvik, aseguró en la radiotelevisión pública noruega (NRK) que han recibido amenazas por parte de los organizadores de la competición deportiva: «Primero nos dijeron que recibiríamos una multa de 50 euros por persona y partido, lo que supondría una sanción de 5.000 euros. Y respondimos que de acuerdo». Incluso se le llegó a amenazar con descalificarlas.

Por su parte, el presidente de la federación noruega, Kåre Geir Lio, calificó de «embarazosa y descorazonadora» la reacción de la EHF. «Pagaríamos felices la multa si es que se trata de eso. En esto el equipo tiene todo nuestro apoyo», aseguró.

La regla de usar bikini en los Juegos Olímpicos en el deporte del voley playa ya fue eliminada por la Federación Internacional en el año 2012, de cara a los Juegos de Londres, aunque sigue viva en algunos ámbitos.

Como era de esperar, las redes sociales han reaccionado ante este suceso, donde la mayoría han tildado el hecho de machista y han mostrado su apoyo a las deportistas. «¿Qué tal la igualdad en los uniformes del equipo? Los chicos pueden usar pantalones cortos y tener el cuerpo cubierto, ¿por qué no las mujeres? Es el siglo XXI, así que, ¿qué tal si nos movemos con los tiempos y actualizamos sus políticas para reflejar eso?», apunta una usuaria en Twitter.