Joan Reinoso, entrando en meta como tercer clasificado en el Mundial de Cascais. | RFEC

0

No pudo haber doblete, pero Joan Reinoso volvió a subir al podio en el Campeonato del Mundo de paraciclismo, que se disputa esta semana en Cascais (Portugal), en el escenario del Circuito de Estoril. El corredor de Inca, tras llevarse el oro en la prueba contrarreloj, se colgó este domingo el bronce en la carrera en línea.

Reinoso era uno de los hombres a vigilar a lo largo de los 33'6 kilómetros de recorrido de la prueba de ruta de la categoría MT2, con cuatro giros al trazado. Sus esfuerzos e intentonas por romper la carrera y abrir hueco no fructificaban y el ciclista balear centró sus esfuerzos en pelear por unas medallas que se decidieron al esprint.

Finalmente, el oro fue para el belga Tim Celen, con un tiempo de 1:01:12, seguido al mismo tiempo por el colombiano Juan José Betancourt, plata, mientras que Joan Reinoso obtenía la tercera plaza y el bronce, a dos segundos de sus rivales (1:01:14) y justo por delante del estaounidense Dennis Connors.

Con un oro y un bronce en su palmarés en el Mundial de Cascais, unido a sus podios en la Copa del Mundo de Ostende y el título nacional de crono MT2, Reinoso apunta hacia los Juegos Paralímpicos de Tokio, su gran sueño e ilusión.