El nadador mallorquín Joanllu Pons, en plena competición. | Efe

0

La natación mallorquina aspira a cerrar los Europeos de Budapest con una nueva medalla de la mano de una de sus opciones más fiables. El 'solleric' Joanllu Pons (CN Sant Andreu) accedió con buenas sensaciones a la final de los 400 metros estilos, que disputará esta tarde (18:42, Teledeporte) a la caza de una nueva medalla continental en la distancia, tras el bronce cosechado en Glasgow 2019.

Pons, que competirá en los Juegos de Tokio en esta distancia, en la que es vigente finalista olímpico y cuarto en el pasado Mundial de Gwangju (Corea del Sur), firmó la cuarta mejor marca de su serie, con un tiempo de 4:14:16, que le hará salir desde la calle 6.

Los húngaros Verraszto (4:13:39) y Bernek (4:13.83) y el británico Litchfield (4:13.87) se perfilan como los principales adversarios de Joanllu Pons por las medallas, intentando el balear sumar la cuarta presea para España en esta cita, tras las tres logradas por el palmesano Hugo González de Oliveira.

En el cierre de la jornada matinal, la mallorquina Aina Hierro (CN Palma) ayudó al relevo 4x100 estilos a lograr un nuevo récord de España de la distancia, con una marca de 4:02.38, mejorando la anterior plusmarca de 4:02.84, aunque se quedaron fuera de la final por cuatro décimas. Un tiempo que les hubiera permitido tener opciones de estar en los Juegos de Tokio. Hierró nadó la mariposa junto a África Zamorano, Jessica Vall y Lidón Muñoz.