El regatista menorquín Joan Cardona, nuevo representante olímpico en Tokio en la clase Finn.

0

Baleares contará con un nuevo representante olímpico en Tokio. El regatista menorquín Joan Cardona, que navega por el Real Club Náutico de Palma, logró clasificar a España en la clase Finn para los Juegos tras defender la única plaza que litigio en la Finn Gold Cup, Campeonato del Mundo de la especialidad que se disputaba en aguas de Oporto (Portugal), siendo subcampeón del mundo y mejor Sub 23, con 15 puntos de renta sobre el representante croata Nenad Bugarin, el único que podía arrebatarle el pasaporte a Tokio. El neozelandés Andy Maloney fue el mejor y se coronó nuevo campeón del mundo de Finn.

Así, España, de la mano del menorquín Joan Cardona, de 22 años, consigue el pleno al clasificar a todas las clases olímpicas para los Juegos, pues el Finn era la última pendiente de sellar su billete, repitiendo un éxito que no se daba desde Atenas 2004. Una vez lograda la clasificación para la clase Finn, ahora la dirección técnica del equipo olímpico española de vela deberá decidir quién la ocupará. El resultado de Cardona en Portugal, subcampeón del mundo, y sus prestaciones a lo largo del ciclo le convierten en la primera opción e indiscutible.

El isleño peleó por las medallas en las últimas pruebas, y con un final marcado por la incertidumbre ante la protesta presentada por Croacia (rechazada por el Jurado), el país con el que España se jugaba la plaza en litigio, finalmente se acabó confirmando el billete para nuestro país, que caía del lado de Cardona, campeón continental Sub 23 y referente nacional dentro de esa clase, que ha mostrado un elevado nivel a lo largo de la Finn Gold Cup, última oportunidad para clasificar por Europa a esta embarcación.

De esta manera, Cardona unirá su nombre en el campo de regatas de Enoshima al de la mallorquina Paula Barceló (CN Arenal), que se ganó la plaza en 49erFX junto a Támara Echegoyen, y con toda probabilidad del formenterense Mateo Sanz, que en RS:X tiene todos los números para repetir por Suiza tras debutar en Río 2016.

"Lo conseguimos, estaremos en los Juegos Olímpicos y, además, con un ssubcampeonato del mundo. No puedo estar más contento, es un sueño hecho realidad", aseguraba el regatista iniciado en el Club Marítimo de Mahón, aunque desde hace años enrolado en el RCNP, pasando por las clases Optimist y Láser, antes de dar el salto al Finn.

Así, el Real Club Náutico de Palma volvería a tener, de la mano de Cardona, representación en unos Juegos Olímpicos, tras estrenar el historial de la vela balear en unos Juegos en México 1968, hace 53 años y en la clase Dragón y de la mano de Eugenio Jáudenes (ex presidente del RCNP), Ángel Riveras y Manuel Baiget. El presidente del Real Club Náutico de Palma, Emerico Fuster, se adhirió a la alegría de la entidad, de Cardona y de la vela balear y española. "Sólo él mismo y sus más allegados saben lo que hay detrás de un logro como este. Es un hito histórico que uno de nuestros deportistas esté en unos Juegos Olímpicos", refería el dirigente, quien dejaba claro que "el deporte es nuestra razón de sser y hoy hemos llegado muy alto", añadía.

Y para Balears, confirmado el billete para Cardona, unido a Barceló y Sanz, supondrá la mayor representación en vela en unos Juegos desde Atlanta 96, hace 25 años, cuando coincidieron Jordi Calafat (470) y Pepote Ballester (oro en Tornado). Igualmente, con Cardona, la vela menorquina regresa a la gran cita deportiva del planeta 29 años después de que Fernando Rita compitiera en Barcelona 92, uniéndose al ciclista Albert Torres y con la posibilidad de ampliar la lista de menorquines en Tokio si el baloncestista Sergio Llull es convocado, como todo apunta.