Levan Metreveli y Taimuraz Friev, en la sala de lucha del CTEIB. | P. Pellicer

0

La última opción con la que contaba la lucha balear para tener representación en los Juegos Olímpicos de Tokio no ha podido coger forma. La segunda jornada del Preolímpico Mundial de Sofía (Bulgaria) ha acabado con las esperanzas isleñas, toda vez que la mallorquina Graciela Sánchez cayó eliminada en la eliminatoria de octavos de final del cuadro de competición de libre femenina, en 57 kilos, al perder con la brasileña Giullia Oliveira, que no dio opciones a la única participante balear en los pesos femeninos.

Con la eliminación de Sánchez, y las sufridas el jueves por Levan Metreveli (libre, 57 kilos) y Taimuraz Friev (libre, 86 kilos), este último tras superar la ronda de clasificación al vender al francés Alekma, y perdiendo ambos en octavos de final, Baleares pierde todas sus esperanzas en el último evento que otorgaba plazas olímpicas para los Juegos de Tokio, concretamente dos por peso que se concedían a los finalistas del torneo.

La lucha balear debutó en los Juegos de Atenas 2004, de la mano de Moisés Sánchez (grecorromana, 66 kilos) y repitió cuatro años después, en Pekín 2008, de la mano de Fran Sánchez (libre, 55 kilos). Desde entonces, no ha vuelto a tener presencia en el gran evento deportivo del planeta y ya piensa en París 2024, la próxima oportunidad para dar continuidad a su sueño olímpico.