Pep Ribas, ex presidente de la Federació Balear de Tir de Fona. | Redacción Digital

4

El futuro de la Federació Balear de Tir de Fona está en el aire. Pese a iniciar el proceso electoral (que acabaría en noviembre) a instancias del Govern y tras no haberlo puesto en marcha el anterior equipo gestor, con el expresidente Pep Ribas al frente, la territorial se expone a dificultades que pueden condicionar su futuro institucional.

Y es que el la Direcció General d’Esports les informó de la posibilidad de ser dados de baja registralmente ante la falta de presentación de una serie de documentos oficiales desde 2013, tal y como fija la normativa. La Asamblea no pudo aprobar el acta de la última cita ni la memoria económica de 2020, al no disponer de ellas, aunque sí validó el calendario de competiciones y los precios federativos.