París 2024 empieza en Alcúdia para el piragüismo balear

| Alcúdia |

Valorar:
Sete Benavides, Toni Segura, Francesc Martínez, Cristian Agu y Joan Toni Moreno, en Alcúdia.

Sete Benavides, Toni Segura, Francesc Martínez, Cristian Agu y Joan Toni Moreno, en Alcúdia.

Pere Bota

París 2024 es el objetivo que tienen ya en mente Sete Benavides y Kiko Martín. El doble finalista olímpico y su entrenador ya han activado la maquinaria para reorientar su hoja de ruta pensando en los Juegos Olímpicos con más de tres años de antelación. El proyecto del Real Club Náutico del Port de Pollença y la apuesta por la canoa se traslada ahora a la nueva distancia que entrará en el programa dentro de tres años. El C2 500 metros centra ahora las miras de un grupo en el que Toni Segura es otro de los ejes. Los buenos resultados del tándem Benavides-Segura, reconfirmados con el bronce en el Mundial de 2019 (Szeged, Hungría), han acabado de animarles a emprender un largo viaje con destino a la capital francesa.

El Lago Esperanza sigue siendo el centro de operaciones de Benavides y Segura, que han incorporado a una segunda unidad con la que conseguir entrenamientos de calidad y elevar su capacidad competitiva. El Sub 23 Joan Toni Moreno y el júnior Cristian Agu forman otro tándem, y junto a ellos se ejercita Francesc Martínez.

«Tenemos un C2 consolidado y otro de futuro. Dos embarcaciones de nivel para mantener y elevar si toca la intensidad. Toni (Segura) y Sete (Benavides) son de los más rápidos del mundo y harán crecer a sus compañeros», explica Kiko Martín, quien define como «más asequible» la transición del 200 al 500, «a nivel físico y psicológico, pues la presión se reparte», asegura el técnico que llevó a Sete Benavides a, a expensas de confirmarse su bronce olímpico en Londres 2012, a acumular hasta 24 medallas en Mundiales, Europeos, Copas del Mundo y Juegos Europeos. «Durante diez años, ha sido el canoista español más regular y estable», destaca de su pupilo Martí

El plan es a medio y largo plazo. Descartado Tokio, los focos se centran en la próxima cita olímpica. París 2024 concentra los sueños de este grupo de entrenamiento estable de Alcúdia, que se ejercita siguiendo todos los protocolos sanitarios y con una agenda, por el momento estable. Los selectivos nacionales de abril serán su primera parada, con el Europeo de Duisburgo (Alemania) en su agenda, de la misma manera que las Copas del Mundo de Szeged (Hungría) y Barnaul (Rusia) -ambas en mayo- y el Mundial de Copenhague (Dinamarca), en septiembre.

Joan Toni Moreno ya posee experiencia internacional en categorías de formación, y junto a Cristian Agu, joven palista de origen rumano y formado en el Náutico del Port de Pollença, da forma a un tándem con margen de progresión, que calibrará una embarcación ya asentada como la que integran Benavides y Segura. El primero buscará sus terceros Juegos, y su compañero, estrenarse en la gran cita. París sería el lugar elegido.

El Real Club Náutico del Port de Pollença (RCNPP) es todo un referente en el trabajo con las diferentes modalidades y distancias de canoa a escala nacional. El exponente es Sete Benavides, el piragüista español en activo con más medallas internacionales dentro de esta embarcación. El entrenador Kiko Martín es el responsable técnico del club y de un proyecto que moldea a jóvenes talentos desde las categorías de formación y que tiene en el doble olímpico a su principal exponente.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.