Miquel Àngel Campins traza una de las curvas de la Pujada a Formentor. | Ferbis Press

8

El fuerte viento no fue impedimento para presenciar un gran espectáculo automovilístico en un escenario hasta el pasado fin de semana inédito. La I Pujada a Formentor, promovida por la Escudería Costa Nord y que abrió la temporada 2021 en el deporte de las cuatro ruedas, sirvió para ratificar el compromiso de una afición que respetó el hecho de que se celebrara sin público (fue retransmitida vía streaming) y que cumplió, al igual que los pilotos y los miembros de la organización, con los protocolos sanitarios marcados para el ben desarrollo de este tipo de eventos por las autoridades deportivas y sanitarias de Balears.

Un exigente recorrido, con una pendiente media del 5’9% sobre 3’5 kilómetros, permitió poner a prueba a pilotos y vehículos en el arranque del Campeonato de Balears de Montaña.

Miquel Àngel Campins (Mallorca Competició-Silver Car S3) ganó las tres mangas de carrera, para llevarse la general, delante de Pedro Crespí (Mallorca Competició-Silver Car S2) y Pedro Mayol (PASQ-Norma M20F). En Tramo Cronometrado, Nadal Galiana y Lorenzo Ferragut (Mallorca Competició-Ford Escort Cosworth) ganaron, igual que Toni Barceló y Joan Verger (BMW 2002-Es Taller Clàssic) en Regularidad Sport, Gabriel Rotger (Peugeot 205-Costa Nord) en Regularidad Super Sport y Sergi Sastre en Drift.