Las gimnastas del Xelska celebran su éxito, en su club. | Jaume Morey

2

El Xelska sigue rompiendo moldes dentro de la gimnasia artística española. El conjunto femenino de la laureada entidad del Coll den Rebassa añadió ayer un nuevo éxito a su larga colección con la conquista de la Liga Iberdrola de clubes 2020, tras imponerse en la gran final de Primera División, celebrada de manera telemática a consecuencia de las restricciones derivadas de la pandemia de la COVID-19, y sacándose de esta manera la espina clavada tras acariciar el triunfo en las dos anteriores entregas.

Sin la internacional Cintia Rodríguez, recuperándose de una meniscopatía, además de las ausencias de los refuerzos de la alemana Emelie Petz y la italiana Alexia Angelini, el Xelska presentó un equipo que mezclaba calidad, experiencia y juventud para completar su concurso con una puntuación global de 192.750, que le valía la victoria e inscribir su nombre en el palmarés de la Liga Iberdrola de gimnasia artística femenina, tras ocupar uno de los peldaños del podio anteriormente, lo que deja por primera vez a un club balear en lo más alto dentro de la principal competición estatal disputada en 2020 en España.

Podio

Segundas fueron las representantes del otro gran candidato a la victoria, el CG Salt (Catalunya), con una puntuación total de 190.570, mientras que las también catalanas del Egiba (186.500) fueron terceras, por delante de Les Moreres (cuartas, con 186.400).

El Xelska, dirigido por los técnicos Pedro Mir y Yolanda Llompart, puso en liza en la final de la Liga Iberdrola a un grupo con dilatada experiencia en competiciones estatales e internacionales a la vez, lideradas por una Claudia Colom que se despedía de esta manera de la gimnasia artística al alto nivel tras una brillante trayectoria, y por la israelí Ofir Netzer.

Celia Li González, Lou Roche, Maia Llacer, Ainara Pérez, Andrea González y Alicia Gutiérrez completaron la histórica participación del Xelska en la gran final de la Liga Iberdrola de gimnasia artística femenina 2020, que echa el cierre de la mejor manera posible a un año complicado, pero que deja al club de Ciutat como el mejor del país y le reafirma como uno de los referentes del deporte balear a escala estatal, tras reinar con anterioridad en los Campeonatos de España de clubes e individual.

Méritos

La regularidad del Xelska en las diferentes ediciones de la Liga Iberdrola halló justa recompensa en una edición marcada por las medidas sanitarias, que obligaron a su desarrollo en un formato diferente al habitual, realizando sus ejercicios puntuables en la sala del Centre de Tecnificació Illes Balears para conocer en la jornada de ayer el veredicto de los jueces.

Por lo que respecta a los diferentes aparatos en liza en la competición, Celia Li González (13.55) fue quien obtuvo la mejor puntuación en salto, de la misma manera que Ainara Pérez en paralelas (12.30). Maia Llacer hizo lo propio en barra (11.85) y Celia Li González repitió en suelo (11-85). En total, las gimnastas del Xelska firmaron puntuaciones globales de 53.500 en salto, 47.700 en paralelas, 46.350 en barra y 45.200 en suelo, para el 192.750 final.

Así, el Xelska cierra un año tan difícil como ilusionante a nivel de resultados, tras ser primero en la liga regular y ascender el equipo femenino de Tercera División y lograr el subcampeonato de España de clubes masculino.

La despedida de Claudia Colom

La final de la Liga Iberdrola 2020 en Primera División ha servido para poner un broche de oro a la trayectoria de una de las gimnastas con mayor talento que ha dado Mallorca en los últimos años. Claudia Colom, internacional y que estuvo a punto de representar a España en los Juegos Olímpicos de Río 2016, ha puesto fin a su trayectoria en la alta competición con el final de esta campaña. Tras una larga carrera en las filas del Xelska y con la selección española, Colom se despide con un nuevo éxito que añadir a su palmarés de la mano del club con el que ha crecido como deportista.