Festival esloveno en el Tour

| Laruns |

Valorar:
El joven Tadej Pogacar, de Eslovenia, cruza la meta en la segunda etapa de los Pirineos.

El joven Tadej Pogacar, de Eslovenia, cruza la meta en la segunda etapa de los Pirineos.

Reuters

La revolución eslovena se desencadenó en la segunda etapa de los Pirineos con el triunfo en Laruns del juvenil Tadej Pogacar (UAE Emirates), de 21 años, y el asalto al maillot amarillo de Primoz Roglic, el mismo que se llevó el maillot rojo de la Vuelta 2019.

Juventud divino tesoro. Pogacar, tercero en la Vuelta, fue el protagonista de las dos jornadas pirenaica. Reventó la carrera la víspera en el Payresourde y en la Marie Blanque atacó para seleccionar a los mejores, Roglic, Egan Bernal, Marc Hirschi y Mikel Landa, y batirlos en un esprint entre 5.

Pogacar estrenó su palmarés del Tour en su debut, de manera brillante, dando un golpe de autoridad que le permite soñar por todo lo alto. En el abanico de Lavaur perdió tiempo, después en dos días sacó su orgullo y calidad para ir remontando.

Su ataque fulminó al exlíder Adam Yates e hizo daño en el resto de rivales que no pudieron seguir a su rueda. Al final se adelantó a Roglic y Hirschi, segundo y tercero, y rebañó 10 segundos de bonificación, por 6 de Roglic, quien a su vez pescó otros 5 en la cima de la Marie Blanque.

El quinteto ganador aventajó en 11 segundos a un grupo con Quintana Bardet y Guillaume Martín y en 54 al de Yates, Supermán López, Valverdem Enic Mas y Carapaz. Se anima el Tour gracias a Pogacar. Su compatriota Primoz Roglic disfrutará del maillot amarillo en la jornada de descanso. Bernal le sigue a 21 segundos, confirmando ya el duelo de favoritos, Martin a 28, Bardet a 30, Quintana y Urán a 32, Pogacar pasa a la séptima plaza a 44, Yates octavo a 1.02 y Mikel Landa pasa a ser décimo a 1.42.

Se alejan de la zona noble los líderes del Movistar. Enric Mas es duodécimo a 2.02 y Alejandro Valverde ocupa el puesto 17 a 3.42.

En este sentido, el mallorquín considera que de momento los resultados obtenidos no son acordes con la trayectoria de su equipo, pero vislumbra «una evolución» que les hará «mejorar».

«Después de los resultados y las sensaciones que traíamos del reinicio de esta temporada, estar aquí, cerca de los mejores en días complicados es para estar satisfecho. No son quizás resultados supersensacionales para lo que siempre ha sido este equipo, pero creo que las sensaciones son favorables por la evolución que llevamos. En teoría debemos ir a mejor con el paso de las días y ojalá sea así, lo espero y deseo», destacó.

Sobre el desarrollo de la segunda jornada pirenaica, el ciclista mallorquín destacó las dificultades por el frío en el trayecto entre Pau y Laruns.

«Hemos salido a tope y hemos llegado a tope. Una jornada durísima, con mucha humedad, descensos mojados y peligrosos... He pasado mucho, mucho frío en una de las bajadas. Satisfecho pese a todo, con el rendimiento de hoy y con este primer bloque del Tour. Ante la jornada de descanso de este lunes, en la que el pelotón deberá pasar controles de COVID-19, Mas espera que no se produzcan positivos que obliguen a la descalificación de corredores ó equipos.

«Todos conocemos la situación que tenemos ahora mismo en el mundo, toda la 'burbuja' del Tour tenemos que pasar estos test y deseamos de corazón que no haya ningún problema, que ningún equipo se tenga que ir a casa ni que nadie dé positivo», manifestó.

«Ya veníamos avisados desde el primer día y somos conscientes de cómo están las cosas. En los primeros test solo tuvimos un par de positivos de auxiliares de otro equipo, y espero que no pase de ahí», añadió.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.