Imagen del podio de la general de la Copa de España de Pista-Gran Premio Toni Cerdà-Ajuntament d'Algaida. | Laura Becerra

0

El primer gran test de la temporada nacional de ciclismo en pista en suelo balear y uno de los grandes eventos de la temporada se quedó a medias. La lluvia caída sobre Palma en la mañana de ayer y las consiguientes goteras en el Velódrom Illes Balears obligaron a dejar sin completar el programa de la Copa de España-Gran Premio Toni Cerdà-Ajuntament d’Algaida, que dio continuidad al Campeonato de España de Omnium del sábado y permitió a la cantera balear lucirse especialmente en la Madison. De hecho, hizo pleno en cadetes, con los oros de Jordi Artigues y Francisco Crespí, por un lado, y de Ainhoa Moreno y Nayhara Monserrat, en féminas. Margalida Capellà y María Rosselló fueron cuartas en júniors.

Por lo que respecta a la Copa de España, entre los velocistas cadetes, la cvictoria fue para Eva Rossato y Unai Díez, de la misma manera que en júniors se impusiero Andrea Castejón y Sergio Fernández.

Por lo que respecta a la categoría Élite-Sub 23, en la general femenina venció Andrea Valentí, por delante de Tania Calvo y Gudane Araiz. Mientras, en la general masculina, Alejandro Martínez lideró la clasificación, por delante de Irmar Esteban y Sergio Aliaga. La selección de Castilla y León fue el mejor equipo de la reunión, que citó en la Velòdrom Illes Balears un año más a 220 ciclistas procedentes de doce selecciones autonómicas de todo el país y a veintidós clubes RFEC de pista.