Carlos Sainz, tras el rally. | HAMAD I MOHAMMED

7

El piloto español Carlos Sainz (Mini) ganó este viernes su tercer Dakar al conservar en el último cronometrado del rally su ventaja sobre el catarí Nasser Al Attiyah (Toyota) y el francés Stéphane Peterhansel (Mini), quienes completaron el podio en segunda y tercera posición, respectivamente.

Sainz, que lideró la carrera desde la tercera etapa, se proclamó vencedor del rally más duro del mundo por tercera vez en su carrera tras los conseguidos en 2010 y 2018, y lo volvió a hacer como el piloto más longevo en conseguirlo, ahora con 57 años.

El piloto madrileño no arriesgó en los últimos 167 kilómetros cronometrados del Dakar para asegurarse el triunfo, que debe ratificar con un recorrido de exhibición de 13 kilómetros camino al podio de meta.

Carlos Sainz aseguró que tuvo que apretar desde el primer día para imponerse sobre el catarí Nasser Al Attiyah (Toyota) y el francés Stéphane Peterhansel (Mini). «Ha sido un rally muy difícil desde el inicio. Solo nosotros tres sabemos lo mucho que hemos apretado desde el primer día. Ha sido un rally de ir a todo gas desde el inicio», comentó Sainz al finalizar el último tramo cronometrado, de 167 kilómetros entre Haradh y Qiddiya (Arabia Saudí).

El piloto madrileño se declaró «muy feliz» de sumar un nuevo Dakar a los ya conseguidos en 2010 y 2018 y recordó que detrás de la victoria «hay mucho esfuerzo y entrenamiento detrás».