El presidente de la Federació de Ciclisme de les Illes Balears (FCIB), Fernando Gilet. | Redacción Digital - Archivo

9

La Federació de Ciclisme de les Illes Balears (FCIB) ha mostrado su preocupación ante la falta de noticias sobre un proyecto anunciado en la recta final de la pasada legislatura por el Institut Municipal de l’Esport (IME) del Ajuntament de Palma. La reinauguración y reforma del velódromo de Son Moix llevaba consigo la reactivación de la Escuela Municipal de Ciclismo de Ciutat, una iniciativa que contaría con el apoyo de Cort y la colaboración de la territorial.

La anterior regidora d’Esports, Susanna Moll, expresó el compromiso de poner en marcha esa escuela para dar vida a un recinto emblemático -España preparó allí los Juegos Olímpicos de 1992 y en 2004 acogió el Campeonato de España-, pero la FCIB no ha tenido noticias por parte de los nuevos gestores del IME y muestra su preocupación ya que en los próximos meses deben presentarse los presupuestos para 2020 y temen no tener partida para la Escuela Municipal de Ciclismo.

El presidente de la FCIB, Fernando Gilet, entiende que «la continuidad del equipo de gobierno debe servir para reafirmar el proyecto y entendemos que está sobre la mesa» y, además de «ponernos a su disposición para recuperar la escuela y el velódromo para la competición, creemos que Palma no puede ver frenada su actividad ciclista», añade sobre las dificultades de los clubes aficionados de Ciutat para organizar carreras.
=