Marcos Dreyer da instrucciones a sus jugadores. | J. PADILLA

0

El Urbia Voley Palma dio la cara, pero se quedó sin premio en el primer partido del playoff de semifinales de la Superliga que le enfrentó al Teruel en feudo aragonés (3-2 y 1-0 para el Teruel). Los dos últimos campeones de la máxima categoría ofrecieron un espectáculo que puede tener continuidad hoy, en el segundo asalto de un cruce que arrancó a lo grande.

Y es lo que los hombres de Marcos Dreyer lograron imponerse en el primer set (22-25) en lo que era una declaración de intenciones del Urbia, que topó en los siguientes parciales con la versión más dura de un Teruel que tiró de calidad y factor pista para darle la vuelta al marcador con un doble 25-22 que ponía el 2-1 en el electrónico.

No se rindió el Urbia, que se mostró fiable en el cuarto parcial para pasar por encima de su rival (18-25) y llevar el desenlace del encuentro al quinto set. En el cara o cruz, el Teruel abrió una pequeña brecha en el marcador que le permitió administrar sus recursos en el momento decisivo para vencer (15-12).