Un derbi decisivo en la Superliga de voleibol

| | Palma |

Valorar:
preload
Marcos Dreyer y Jaume Febrer posan en el Palau d'Esports de Son Moix.

Marcos Dreyer y Jaume Febrer posan en el Palau d'Esports de Son Moix.

14-03-2019 | Pere Bota

El voleibol mallorquín vivirá este sábado en Son Moix (18 horas) una cita histórica. Si ya lo fue el partido de la primera vuelta en Na Capellera, el derbi isleño de la Superliga que mañana afronta su segunda entrega no está exento de alicientes. «Ojalá se hubiera jugado una semana después, y con nuestros objetivos logrados», comentaba el técnico del Urbia Voley Palma Marcos Dreyer, que junto al preparador del ConectaBalear Manacor, Jaume Febrer, acudió a la cita con Ultima Hora en el escenario del duelo, el Palau d’Esports. «Hace tres años, era un sueño poder jugar aquí, y ahora nos toca hacerlo... Es una pista que me trae recuerdos de finales europeas y grandes partidos», refiere el preparador del conjunto manacorí, que puede sellar en Son Moix la permanencia en la Superliga Masculina, si suman dos puntos y el Barça se marcha de vacío de Gran Canaria. «Lo tenemos cerca, pero nos ha costado lo suyo», admite Febrer, quien muestra buena sintonía con Dreyer en todo momento.

«Los puntos van a valer mucho», espeta el entrenador del Urbia, que se juega atar la cuarta plaza, a la par que el Manacor la salvación, «aunque sabemos de la dificultad del partido, pues ellos están arriba y tienen plantel», afirma Jaume Febrer, quien deja claro que tener un derbi mallorquín «es un lujo y un espejo para los más jóvenes, más cuando hay jugadores de la Isla que van a ser protagonistas del partido».

El Urbia ha fijado un precio único de 10 euros para la entrada y, pese a la polémica generada por el aumento respecto a una jornada corriente, tanto Dreyer como Febrer esperan «que la afición venga, disfrute, porque es un partido único, que quién sabe si se volverá o no a dar en Superliga», dicen.

En Manacor admite Jaume Febrer que la «expectación» se nota durante la semana, aunque tanto él como Marcos intentan «evadir a los jugadores de ello y centrarnos en la importancia de los puntos y del partido». Una cita que, en los banquillos, destila un buen rollo que ayuda «a promover nuestro deporte».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.