Super Bowl: Los Patriots hacen historia

| Washington |

Valorar:
preload
Tom Brady, con su hija en brazos, celebrando el triunfo.

Tom Brady, con su hija en brazos, celebrando el triunfo.

04-02-2019 | Mark J. Rebilas

No fue el Super Bowl más espectacular en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), pero la edición 53, disputada este domingo por la noche en el Estadio Mercedes-Benz, consagró aun más a la dinastía de los Patriots de Nueva Inglaterra al ganar el sexto trofeo Vince Lombardi.

Todos bajo el protagonismo del mariscal de campo Tom Brady y el entrenador en jefe de Bill Belichick, que ya son los que más tienen en la NFL, mientras que el equipo empata con los Steelers de Pisttburgh como los únicos dos que los consiguieron.

Cierto que el partido, que es esperaba iba a ser de un gran protagonismo de las mejores ofensivas de la NFL acabó en una obra «maestra» de la defensa de los Patriots, como el propio Belichick reconoció al concluir el partido, el de menos puntuación en la historia y sin ninguna anotación en los tres primeros cuartos (3-3).

«Hemos jugado el mejor encuentro de la temporada en defensa, sin ese trabajo ahora no estaríamos celebrando el título», admitió Belichich, quien a los 66 años se convierte en el entrenador en jefe de más edad que consigue el título.

Belichick, que también tiene dos títulos de Super Bowl como coordinador con los Giants de Nueva York, logró el trofeo Vince Lombardi cuando los Patriots vencieron en el 2002 a los Rams de San Luis, el primero que dio comienzo a la dinastía.
Luego le siguieron los triunfos ante los Panthers de Carolina (2004 e Eagles de Filadelfia (2005), la última vez que un equipo repitió título; los Seahawks (2015) y Falcons (2017), en el único tiempo extra en la historia del Super Bowl.
Belichick ha perdido tres veces, incluyendo la derrota de la pasada temporada ante los Eagles y los Patriots se convierten en el primer equipo desde los Dolphins de Miami de 1972 en ganar un Super Bowl un año después de perderlo.

Esta vez la esperada ofensiva demoledora de los Rams nunca pudo entrar en acción y como ya en normal en la recta final del partido surgió la figura de Brady, quien lideró un avance clásico coronado por la carrera de 2 yardas del novato Sony Michel con 7 minutos de agotar el tiempo reglamentario y el parcial de 3-10.

En una temporada en la que se establecieron todo tipo de récords ofensivos, este Super Bowl reescribió el libro de récord defensivo.
Ningún Super Bowl había entrado en el cuarto trimestre sin un touchdown. Éste lo hizo, empatado 3-3, a pesar de que estos equipos promediaron combinados poco más de 60 puntos por partido.

Cuando los Patriots necesitaron un puntaje, Brady, completó cuatro pases consecutivos, incluido un par que cubrió 47 yardas al ala cerrada Rob Gronkowski.
El segundo, en el que el ala cerrada estrella venció a dos defensores, terminó en la yarda 2 de los Rams, cuando ambos equipos estuvieron dentro de la línea de 20 yardas.
Michel se escapó del tackle izquierdo para su sexta anotación de postemporada, siendo otro jugador decisivo que Belichick ha desarrollado en apenas meses desde que salió de la universidad.

«Finalmente conseguimos un touchdown y luego la defensa jugó el mejor juego del año», reiteró Brady, como también había reconocido antes Belichick.
Con 4:17 minutos por jugarse, el esquinero All-Pro Stephon Gilmore capturó un pase poco aconsejado por el mariscal de campo de los Rams, el joven Jared Goff, de 24 años, quien parecía abrumado durante toda la noche por el gran escenario de su debut, cuando el equipo tenía el balón en la yarda 2 de los Patriots.

El falló y acierto de Gilmore iban a ser decisivos porque los Patriots con el pateador Stephen Gostkowski hizo un gol de campo de 41 yardas con 1:12 minuto para el final y ahí sellaron el histórico triunfo tras haber completado avance de 72 yardas durante algo más de tres minutos de posesión con carreras de Michel y Rex Buerkhead.
Fue un final de libro para los Patriots (14-5), que consiguieron vencer en los dos partidos más importantes de la temporada a los equipos con las mejores ofensivas como fueron los Chiefs de Kansas City en la final de la Conferencia Americana (AFC) y a los Rams, ambos con marcas de (15-4).
Los Patriots fueron geniales en todos los juegos en defensa, permitiendo la menor cantidad de puntos en un Super Bowl (empatado con los Cowboys de Dallas en 1972 contra los Dolphins).
Los Rams que llegaron al juego de campeonato de la NFL con la ayuda de un gran error oficial en la victoria por el título de la conferencia Nacional (NFC) ante los Saints de Nueva Orleans, nunca amenazaron realmente con llegar a la zona final.
«Lo único que tengo que decir es que durante toda la noche fui su superado como entrenador por la labor que hizo el equipo rival», declaró el entrenador en jefe de los Rams, Sean McVay, quien a sus 33 años, hizo historia por ser el más joven que llevo a un equipo al Super Bowl. «Hay que felicitar a los Patriots que se merecieron el título».
Mientras que el gran triunfador de la noche junto con Brady y Belichick fue el veterano receptor abierto Julian Edelman, que lideró la ofensiva de los Patriots al capturar 10 pases y avanzar 141 yardas, para ser elegido Jugador Más Valioso (MVP) del partido.
Edelman, el gran amigo de Brady (cuatro premios de MVP) fuera del campo, superó todas las adversidades de las lesiones y simbolizó mejor que nadie la grandeza de los Patriots, el mejor equipo de todos los tiempos de la NFL

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.