Las pupilas de Miki Oca, que sumaron la quinta medalla de su exitoso palmarés, fueron a remolque durante todo el partido. | EFE

1

La selección española de waterpolo femenino se tuvo que conformar con la plata este viernes en la final del Mundial de Budapest, donde Estados Unidos impuso su ley (13-6) para defender su trono e impedir la reconquista española tras el oro logrado en Barcelona 2013.

Las pupilas de Miki Oca, que sumaron la quinta medalla de su exitoso palmarés, fueron a remolque durante todo el partido. Estados Unidos, vigente doble campeona olímpica, llegó al último cuarto con un 10-5 lapidario para una España incapaz de frenar el vendaval yanqui.