Imagen de la llegada del Gran Premio Pabisa Bali de 2015. BALEARBIKE | BALEARBIKE / CC ARENAL

El ciclismo está en pie de guerra. La actitud mostrada por parte de la Policía Local de Palma a la hora de denegar la autorización para la celebración de pruebas ciclistas de carretera en el municipio ha encendido los ánimos en el seno de los clubes organizadores, afectados por esta medida (igual que otras modalidades, como el triatlón) desde el pasado año. La gota que ha colmado el vaso ha sido la denegación de la autorización para la disputa, este próximo domingo, de una de las grandes citas del calendario isleño.

Tras no recibir el pertinente permiso por parte de la Policía Local de Palma, el Gran Premi Pabisa Hotels, última prueba puntuable para la Challenge ‘Un Hivern a Mallorca’, no se podrá disputar después de un cuarto de siglo de existencia, tal y como informaron desde la organización, a cargo del Club Ciclista Arenal, y la Federació de Ciclisme de les Illes Balears.

Ante esta problemática, y viendo que eventos posteriores a disputar en Palma, como la prueba que la Penya Ciclista Establiments debía organizar en Ciutat dentro del Trofeu Pla de Mallorca, también han recibido la negativa anticipada por parte de la Policía Local -que el año pasado ya forzó su cambio de recorrido-, disputándose finalmente en Alaró, la FCIB ha decidido pasar a la acción. Por ello, presentará una queja por escrito dirigida al alcalde de Palma, José Hila, con el fin de exponerle la problemática del ciclismo en ruta en Ciutat, que ya se trasladó a la regidora Susanna Moll en la Gala del Ciclisme.