Los participantes en el Campus que organiza la Fundació Reial Mallorca | RCD Mallorca

1

En pleno debate sobre la vistosidad del juego del Mallorca, Son Moix se agarró este miércoles al fútbol total. Con motivo del Campus de Semana Santa, que organiza la Fundació Reial Mallorca, el césped del estadio acogió el ya tradicional enfrentamiento «100 contra 11», que situaba frente a frente a un centenar de los jóvenes que participan en las jornadas y a los jugadores de la primera plantilla rojinegra.

Las formaciones se adentraron en el choque como si se tratara de un partido oficial: se cambiaban en los vestuarios del recinto, accedían al terreno de juego a través del túnel mientras sonaba el himno del club y procedían a saludarse en el mismo centro del campo mientras padres y aficionados seguían las evoluciones del duelo desde la grada Lluís Sitjar.

El partido, que solo fue interrumpido por Dimonió, se saldó con la victoria (2-1) de los participantes del Campus.