El austríaco Marcel Hirscher, de nuevo líder de la general de la Copa del Mundo, a punto estuvo de recibir este martes el impacto de un dron durante la segunda manga del eslalon nocturno de la Copa del Mundo de esquí alpino disputado en la estación italiana de Madonna di Campiglio. | Youtube

0

El austríaco Marcel Hirscher, de nuevo líder de la general de la Copa del Mundo, a punto estuvo de recibir este martes el impacto de un dron durante la segunda manga del eslalon nocturno de la Copa del Mundo de esquí alpino disputado en la estación italiana de Madonna di Campiglio.

Hirscher, que fue segundo en Madonna por detrás del noruego Henrik Kristoffersen, escapó por centímetros al impacto de un enorme dron para tomar imágenes cenitales y que se desplomó con violencia sobre la nieve décimas después de que el austríaco pasara por ese mismo punto de la primera mitad del trazado.

El austríaco, cuatro veces campeón de la general de la Copa del Mundo y cuatro veces campeón mundial, evitó milagrosamente lo que pudo ser un grave accidente y llegó segundo a la meta para volver al frente del certamen, que el lunes cedió al noruego Aksel Lund Svindal tras la disputa del gigante paralelo de Alta Badia (Italia).

Al acabar la segunda bajada, Hirscher, de 26 años, declaró: «Algo noté detrás de mí. Creo que esto es inadmisible y nunca debe suceder. No estoy para pensar lo que pudo haber sucedido».