0

El nadador mallorquín se ha reivindicado este domingo, después de su agridulce actuación del sábado, en las jornadas Nacionales al superar la marca mínima en 400 estilos para disputar los campeonatos Mundiales que se celebrarán este año en Kaza.

Si un nadador concluyó radiante, ese fue Marc Sánchez, que se resarció de la decepción que supuso perder el sábado por tan sólo 29 centésimas el billete mundialista en la prueba de 1.500 metros, con la consecución de la clasificación para Kazan en los 400 estilos.

«Después de quedarme a 29 centésimas, lo único que pensaba en el último largo era en darlo todo, dar todo lo que tenía para lograr la mínima», comentó Sánchez, que se impuso en la final de los 400 estilos con un tiempo de 4:16.61 minutos, tras una enconada disputa con el portugués Alexis Santos.

Noticias relacionadas

Por su parte, la nadadora balear Melanie Costa logró su segundo billete para la cita mundialista, al añadir a la plaza lograda el sábado en los 200 espalda, el puesto alcanzado en los 200 libre, tras imponerse en la final de los Nacionales con un tiempo de 1:58.01 minutos.