0

El partido entre Alavés y Osasuna, de la vigésimo cuarta jornada de la Liga Adelante, que debía disputarse esta tarde a partir de las 18.00 horas, en el estadio de Mendizorrotza (Vitoria), ha quedado suspendido por las placas de hielo que presenta el césped.

La decisión final se ha tomado este mediodía, tras la visita de inspección del colegiado del partido Figueroa Vázquez en compañía de los delegados de ambos conjuntos.

El árbitro ha recorrido las partes del campo que han quedado al descubierto, tras retirar los 40 operarios dispuestos por el Alavés la capa de nieve que cubre desde el miércoles el césped vitoriano.

Una parte de esa nieve ha sido retirada, pero debajo de ella han aparecido placas de hielo que convierten en un riesgo la estabilidad y normales condiciones para la disputa de un partido de fútbol.

A lo largo de esta semana la nieve ha caído con virulencia sobre la capital alavesa, que ha registrado la mayor nevada de los últimos cinco años, con acumulación en diferentes lugares de capas de hasta 35 centímetros.

El Alavés ha permanecido a la expectativa para comprobar la evolución de las previsiones. En la jornada de ayer un dispositivo de 40 operarios empezó a retirar parte de la nieve del terreno de juego.

Sin embargo, las temperaturas bajo cero que soporta desde ayer Vitoria han llevado a la aparición de placas de hielo sobre el césped, lo que ha provocado la suspensión del partido.

El duelo entre alaveses y navarros había levantado gran expectación en Pamplona al tratarse de un partido de rivalidad regional y se habían vendido 1.685 entradas para los seguidores rojillos.

Osasuna vuelve a sufrir por segunda semana consecutiva la suspensión de un partido por la nieve. La pasada jornada tampoco pudo disputar, por el mismo motivo, el choque en su estadio frente al Real Zaragoza, que ha sido fijado para el próximo 10 de febrero, a las 19.00 horas.

Ahora, las directivas de ambos conjuntos deberán ponerse de acuerdo sobre la nueva fecha de celebración del partido. En el caso de no hacerlo será la Federación la que dictamine el día y horario.