El Atlético irrumpe entre los mejores

Los de Simeone regresan a cuartos de final diecisiete años después tras pasar por encima de un mediocre Milan

| Madrid |

Valorar:
El delantero del Atlético de Madrid Diego Costa celebra el primer gol de los rojiblancos, anoche, en el Vicente Calderón frente al Milan italiano.

El delantero del Atlético de Madrid Diego Costa celebra el primer gol de los rojiblancos, anoche, en el Vicente Calderón frente al Milan italiano.

SERGIO PEREZ

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois (); Juanfran (), Miranda (), Godín (), Filipe (); Arda (), Gabi (), Mario (), Koke (); Raúl García () y Diego Costa ().

Cambios: Sosa () por Raúl García, Diego Ribas () por Koke y Cristian Rodríguez () por Arda Turan.

MILAN: Abbiati (); Abate (), Rami (), Bonera (), Emanuelson (); Essien (), De Jong (); Poli (), Kaká (), Taarabt () y Balotelli ().

Cambios: Robinho () por Taarabt, Muntari () y De Jong y Pazzini () por Essien.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Amonestó al local Raúl García (m. 4) y a los visitantes Rami (m. 7), Balotelli (m. 47+) y Bonera (m. 70).

Goles:

1-0, minuto 3, Diego Costa. 1-1, minuto 27, Kaká. 2-1, minuto 40, Arda Turan. 3-1, minuto 70, Raúl García. 4-1, minuto 86, Diego Costa.

El Atlético de Madrid completó su irrupción entre los ocho mejores equipos de Europa, con su pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones con un 4-1 al Milan, una demostración más de la competitividad rojiblanca con Diego Costa, dos, Arda Turan y Raúl García como incontestables goleadores. A esa ronda volverá 17 años después.

Su comienzo del duelo fue inmejorable. El cronómetro marcaba dos minutos y medio cuando una jugaba rápida, de las que tantos goles han dado al equipo, asociado a ese fútbol directo incontrolable para sus adversarios: un robo de pelota, de Gabi; un centro perfecto, de Koke; y un remate magnífico, de Diego Costa. Medio gol fue de Koke, el otro medio de Diego Costa, que anotó de forma acrobática el 1-0.

Era un panorama idílico para el Atlético, un impulso más para un equipo que ya ganó en San Siro y que ahora se proponía más. Ya avistaba los cuartos. Replegó líneas, a la espera de las embestidas de su contrincante. Por su banda derecha encontró el equipo italiano una vía hacia la portería de Courtois, con un buen centro al área, mucho despiste en el marcaje de la defensa rojiblanca y un rematador, Kaká, que cabeceó el 1-1 poco antes de la media hora (m. 27).

Sintió entonces preocupación el Atlético. Pintaba a problemas el encuentro hasta que la fortuna reactivó al equipo rojiblanco con el 2-1 en el minuto 40. Lo marcó Arda Turan con la colaboración involuntaria de Bonera.

Comodidad

Un alivio para el Atlético, que se recompuso con el gol, despidió el primer tiempo cerca del tercero, con una preciosa chilena de Raúl García por milímetros fuera de la meta visitante, y encaró la segunda parte más lejos de su área para defender y con contraataques trepidantes, como el que culminó Gabi con un disparo en el poste.

Ya no le dio respiro al Milan. Sólo un tiro de Robinho, pero Courtois fue una garantía para el Atlético, que sentenció después, a 20 minutos del final, con un cabezazo de Raúl García a centro de Gabi.

Un larguero de Robinho fue la respuesta del Milan, hundido con el 4-1 posterior de Diego Costa y ya incapaz de poner en duda la plaza del Atlético en los cuartos de final.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.