La mallorquina Marga Crespí con su compañera en los preliminares del dúo libre de los Mundiales de Natación de Barcelona. | MICHAEL DALDER

0

El tramo más decisivo de la competición de natación sincronizada en los Campeonatos del Mundo de Barcelona arranca esta tarde con una nueva final para la mallorquina Marga Crespí, que aspira al tercero de los cinco metales que puede llevarse de la cita del Palau Sant Jordi. La deportista del Club Mediterránea tomará parte en la final del dúo libre, haciendo pareja con la omnipresente Ona Carbonell, en la que intentarán defender la medalla de bronce que tienen a su alcance y a la par buscarán recortar diferencias respecto a las chinas, que se han convertido en sus grandes oponentes por la medalla de plata, toda vez que el oro parece propiedad de la pareja rusa, intratable a lo largo del Campeonato del Mundo en esta disciplina y en las otras de solo y equipo.
La cita con Ona y Marga será a partir de las 19 horas (Teledeporte), en lo que puede suponer un nuevo hito para el deporte balear de la mano de la medallista olímpica en Londres y campeona del mundo en la cita de Roma 2009.
Ona Carbonell, quien logró el bronce en solo libre, aseguró que ayer salió «a matar y disfrutar» con una coreografía que ha homenajeado a los Juegos Olímpicos que la capital catalana albergó en 1992. «Lo he dejado todo. He salido a matar y disfrutar, me he notado muy bien dentro del agua y he brillado, he conseguido transmitir a los jueces y al público», explicó Carbonell, que nadó bajo las notas del ‘Barcelona’, de Montserrat Caballé y Freddie Mercury.