Jugadores de Japón entrenan en el Estadio Nacional Mané Garrincha en Brasilia (Brasil). | Efe

0

Las selecciones de Brasil y Japón darán el pistoletazo de salida este noche a la octava edición de la Copa Confederaciones 2013 en el primer partido del grupo A, que se disputará en el Estadio Nacional Mané Garrincha de la capital brasileña, Brasilia. Otra fiesta del fútbol está a punto de empezar.

Cuando empiece a moverse el balón, el brasileño Neymar, el uruguayo Edinson Cavani, el mexicano Chicharito Hernández, el italiano Mario Balotelli, el español Andrés Iniesta y el japonés Shinji Kagawa serán algunas de las principales estrellas que brillarán durante las próximas dos semanas de competición. Cuando las grandes selecciones de cada continente se reúnen, la consecuencia principal es clara: los jugadores más importantes del panorama futbolístico entran en juego, demostrando sus dotes y convirtiéndose en los principales protagonistas del torneo.

Comenzando por el país anfitrión, si hay algo con lo que se le puede caracterizar a la selección ‘carioca’ es por poseer un equipo plagado de talentos en todas sus líneas, destacando el liderazgo atrás de Thiago Silva, la calidad en el medio de Hernanes, y la potencia de Lucas Moura.

Sin embargo, si hay un jugador referente para la canarinha ese es Neymar. El flamante fichaje del Barça es la joya de la corona del equipo dirigido por Scolari y la enésima promesa del fútbol brasileño, sobre quien estarán puestos todos los focos.

Por su parte, la selección española, actual campeona del mundo y de Europa y principal rival de los brasileños, quiere lograr el único trofeo que le falta a su palmarés. Con la duda en la portería y en el puesto de ‘9’, los de Del Bosque se consagrarán a su manual de estilo, comandado por Xavi e Iniesta. Los azulgranas, elegidos como mejores jugadores del Mundial y Eurocopa respectivamente, llegan a la Confederaciones con un sabor algo amargo tras una temporada complicada, pero con ganas de completar un ciclo futbolístico cuya guinda sería la consecución del torneo.

Por otro lado Italia, siempre presente en las quinielas de las posibles ganadoras, continúa con su proceso de renovación, donde perdura Pirlo, pero con dinamita joven arriba. Así, si hay un jugador que está siempre en el centro de los focos, tanto para lo bueno como para lo malo, ese es Mario Balotelli. El delantero del Milan tiene la oportunidad ideal para dar que hablar por su indudable calidad, dejando las polémicas extradeportivas a un lado. A su lado, otra promesa, Stephan El Shaarawy, delantero de indudable calidad y pujanza.

Valor emergente

Una de las selecciones emergentes de los últimos años, la campeona de Sudamérica, Uruguay, apunta como una de las candidatas a dar la sorpresa en una competición donde, a un partido, todo puede pasar.

Para lograr lo que sería un éxito sin precedentes para los celestes, los de Tabárez se alistan al instinto goleador de sus dos jugadores más importantes, no sólo a nivel nacional, sino internacional: Luis Suárez y Cavani. Quien también pretende dar la sorpresa de nuevo es la selección mexicana, como ya hiciera al proclamarse campeona olímpica en los Juegos de Londres. Para ello, necesita de la mejor forma de su delantero más mediático, Chicharito Hernández quien siempre rinde con su selección. Y junto a ellos, la Japón de Shinji Kagawa y Keisuke Honda. Que empiece el espectáculo.