Ferrer, Robredo y Almagro acceden a octavos

| París |

Valorar:

Los tenistas españoles David Ferrer, Tommy Robredo y Nicolás Almagro sellaron su pase a octavos de final del torneo de Roland Garros, segundo 'grande' de la temporada, después de imponerse este viernes a Feliciano López, Gael Monfils y Andreas Seppi respectivamente, mientras que Fernando Verdasco no pudo con el serbio Janko Tipsarevic tras un partido de casi cinco horas.

El de Jávea, cuarto cabeza de serie, fue superior al zurdo toledano, que pasó muchos apuros con el resto de su compatriota, llegando a ceder hasta 19 bolas de rotura, aunque se resistió a una eliminación temprana tras ser arrollado en la primera manga.

Además, 'Ferru' sacó partido a su agresividad desde el fondo de la pista, sumando 35 ganadores, y aprovechando, por el contrario, los errores de 'Feli', que se fue hasta los 41 errores no forzados, un lastre demasiado grande para tener opciones ante el alicantino, que viaja con paso firme en París, con tres partidos ganados sin ceder ni un solo set y sin estar demasiado tiempo en la pista.

El primer parcial apenas tuvo historia y la única igualdad se registró con el empate a uno en el marcador. Sin embargo, pese al 6-1, Feliciano López no se puso nervioso y equilibró las cosas en el segundo, donde los 'breaks' fueron los grandes protagonistas. Así, el de Jávea, con su segunda rotura, tuvo saque para cerrar el set con 5-4, pero su rival, que había equilibrado ya un 'break' anterior, repitió la operación. De todos modos, en el carrusel salió perdedor y el cuarto favorito sí aprovechó el tercero para ponerse 2-0 arriba.

La dinámica no se rompió en la tercera manga y los dos españoles intercambiaron dos roturas, pero a partir de ahí se acabó la igualdad. La regularidad y solidez de Ferrer se impuso y un 'break' en el séptimo fue ya imposible de levantar para 'Feli'. Ahora, el quinto jugador del mundo se medirá al sudafricano Kevin Anderson, que superó a Milos Raonic.

VERDASCO SE AHOGA EN LA ORILLA.

Por su parte, Fernando Verdasco puso fin a su aventura en Roland Garros tras caer en un maratón de casi cinco horas ante el octavo favorito, el serbio Janko Tipsarevic, por 7-6(3), 6-1, 3-6, 5-7 y 8-6, en un encuentro donde se ahogó en la orilla.

Fue un partido apasionante, donde el madrileño estuvo demasiado irregular y a sus 74 'winners', añadió hasta 84 errores no forzados, aunque eso no le impidió igualar dos sets abajo ante el balcánico que, pese a no moverse en su superficie favorita, estuvo más acertado en los momentos claves del quinto parcial.

Tipsarevic encarriló su pase a los octavos tras hacerse con los dos primeros parciales, pero a partir de ahí, Verdasco, poco fino también con su saque (10 'aces' y 9 dobles faltas), empezó a reaccionar y tras hacerse con el tercer parcial con cierta comodidad, salvó dos bolas de partido con 4-5 en el cuarto, para posteriormente romper el saque del balcánico y lograr llevar el partido al quinto parcial.

Y ahí, el octavo cabeza de serie cimentó triunfo en su solidez con el servicio, con el que no concedió ninguna bola de rotura al español. Este mantuvo el tipo hasta el decimocuarto juego, donde perdió de forma fatal su servicio y el pase a los octavos de final.

ALMAGRO PASA DE RONDA SIN SUFRIR, ROBREDO TIRA DE ÉPICA

Además, el tenista murciano apenas tuvo problemas para superar al italiano Seppi en tres sets (7-6(1), 6-0, 6-4) y en poco más de una hora y media de partido. Almagro no empezó bien el partido pero poco a poco cogió el ritmo necesario para sacar a relucir su buen saque y su gran revés. Después de sufrir un 'break' tempranero, el tenista de la 'Armada' recuperó el saque en el octavo juego, llevando finalmente en el set a un 'tie-break' que se decantó del lado del español.

El parcial en contra sentó muy mal al italiano, que se borró en el segundo acto sufriendo un rosco a manos de un gran Almagro (6-0). El murciano comenzó sumando un 'break' a favor en el tercer set que fue suficiente para mantener a raya a su rival y sellar su pase a unos octavos de final donde se medirá a su compatriota Tommy robredo.

El catalán firmó un partido épico ante el local Monfils remontando dos sets en contra. El catalán fue de menos a más ya que el segundo acto se lo adjudicó el francés en una apretada muerte súbita. Sin embargo, el catalán en el tercer set ya sí que logró certificar su mejora, aprovechando también la relajación de su rival. Robredo recortó distancias y con un apasionante 'tie-break' en el cuarto empató el partido.

La mejora de Robredo se hizo palpable en el quinto y definitivo set. De nuevo mandando y apretando al francés, quien recibía el apoyo de la grada, el tenista catalán rompió en dos ocasiones el saque de su rival para cerrar el partido y firmar una victoria épica.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.