0

El Real Madrid se enfrentará al Sevilla con la mente puesta en el Manchester United, a quien se enfrentará el próximo miércoles en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, una competición que anula cualquier interés de los blancos por la Liga BBVA al estar muy lejos del Barcelona.

La temporada madridista prácticamente se va a resumir en tres encuentros. Los dos que juegue contra el Manchester y la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey que disputará en el Camp Nou contra el Barcelona. Son las dos formas más rápidas que tienen los hombres de Mourinho de dirigirse hacía un título.

Motivación

Todo lo contrario que en el campeonato de la regularidad, donde el Real Madrid no tiene casi nada que hacer cuando todavía queda casi media temporada por delante. Es un largo trayecto que de vez en cuando trae algún disgusto al técnico portugués, que sufre en sus carnes resultados impensables hace un año.

El último se lo dio el Granada, que derrotó a los blancos 1-0 y mostró las vergüenzas de un equipo que apenas fue capaz de inquietar la portería del conjunto andaluz. Fue una bajada más hacia los infiernos después de mostrar una buena recuperación tras empatar 2-2 con el Barcelona en la ida de la Copa que terminó 2-2 en el estadio Santiago Bernabéu.

Con esos precedentes intentará derrotar al Sevilla para recuperar el pulso en la Liga y no alejarse más del Barcelona, a 16 puntos de distancia. Tampoco del Atlético, segundos y verdadero objetivo del Real Madrid, que debe recortar siete puntos a los rojiblancos si quiere arrebatarle la segunda posición.

Vuelve Özil

Para ello contará con el regreso del alemán Mesut Özil, que cumplió sanción en Granada por acumulación de tarjetas, y podría volver Pepe tras superar una lesión. El portugués ya se ha entrenado esta semana y podría ser convocado, pero hasta esta tarde, después del entrenamiento, no se sabrá si entra en la convocatoria de Mourinho. Todo hace indicar que es demasiado pronto para su regreso.

El técnico luso sigue sin poder alinear a Iker Casillas, que continúa en la enfermería, y pierde a Raphaël Varane, lesionado en Granada.