«Tengo derecho a no decir la verdad»

| Madrid, España |

Valorar:
preload
Eufemiano Fuentes insiste en su intención de identificar a sus clientes si se lo pide la jueza y salen nuevos nombres a la luz

Eufemiano Fuentes insiste en su intención de identificar a sus clientes si se lo pide la jueza y salen nuevos nombres a la luz

01-02-2013 | Efe

El médico Eufemiano Fuentes, principal acusado en el juicio de la Operación Puerto, aludió ayer al término de la cuarta sesión de declaraciones en el Juzgado de lo Penal 21 de Madrid a su «derecho a mentir, o a no decir la verdad». Después de asistir a las declaraciones de los exdirectores deportivos Vicente Belda y Manolo Saiz, Eufemiano se paró ante un grupo de periodistas, a quienes comentó: «Tengo derecho a mentir, a no decir la verdad, ¿no?».

Fuentes volvió a repetir que estaría dispuesto a identificar a sus clientes si la jueza se lo pidiera al considerarlo relevante para la causa, pero si no fuese así, recalcó, «tengo que respetar mi derecho al secreto profesional». Preguntado sobre las siglas RSOC que aparecen en algún documento intervenido en los registros de la Guardia Civil, Fuentes volvió a tirar de humor. «Puede ser la marca de un buen vino», zanjó.

Dudas

Manolo Saiz, exdirector deportivo de los equipos ONCE y Liberty, declaró que accedió a que corredores suyos, como Roberto Heras, Marcos Serrano y Ángel Vicioso fueran tratados por el doctor Eufemiano Fuentes, aunque no sabe en qué consistía el «seguimiento» que éste les hacía.

Manolo Saiz afirmó que su relación profesional con Fuentes acabó en el año 1991, cuando trabajaba con él en el ONCE, y que desde entonces «jamás» estuvo «con él en compañía de un ciclista» «Sólo hablo con Fuentes de Isidro Nozal. Le dije que me gustaría que le ayudara, pero no sé si lo hizo. En mi declaración dije que presupongo pero no puedo certificar. Después de lo que pasa con Nozal dejo de tener relación con Fuentes», señaló. Saiz se refirió al «problema» que tuvo Nozal en la Dauphiné Liberé en 2005 «por hematocrito elevado».

Por su parte, Vicente Belda, uno de los exdirectores deportivos imputados en la Operación Puerto, señaló en su declaración que «ninguna de las bolsas de sangre encontradas en los registros corresponden a ninguno» de sus corredores.

Belda abundó en que «no hay ni un solo ciclista del Comunidad Valenciana en esas bolsas de sangre y el día que quieran las pueden cotejar. Hemos sido los únicos directamente acusados que hemos dicho: señoría ahí las tiene, y aún así seguimos siendo acusados». Belda admitió que conocía a Eufemiano Fuentes desde 1995. «¿Quién no le conocía?. Era jefe médico del Kelme, coincidimos del 2000 hasta finales del 2002 y luego se le contrató en agosto de 2003, pero aclaró que una vez acabada la relación laboral no recomendó a ningún corredor tratarse con él.

Belda dijo conocer que Fuentes trataba a ciclistas y otros deportistas, pero desconocía el tratamiento a base de extracciones». dijo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.