10

El Atlètic Balears cayó derrotado por la mínima en su visita a un Olímpic de Xàtiva que sacó a relucir sus galones de líder y consiguió sumar una jornada más sin encajar un gol rentabilizando al máximo sus recursos y los goles que marca. Los blanquiazules vieron truncada su racha de dos victorias consecutivas ante la solidez de un adversario que firmó un ejercicio de practicidad para atrapar los tres puntos gracias a su buen hacer en las acciones a balón parado.

Los dos contendientes abrieron el pulso con la intención de hacerse con el control territorial y la posesión. El líder se mantuvo fiel a su estilo pese al buen dominio del balón del ATB, que intentó jugar con velocidad para exprimir la figura de Salva Chamorro como principal referencia ofensiva.

Mendoza tuvo la primera ocasión a los dos minutos con un remate de cabeza tras el primer saque de esquina y, de nuevo el Olímpic, dispuso de una buena aproximación de Marc del Val. Sin embargo, la oportunidad más clara del primer acto tuvo color blanquiazul, pero Salva Chamorro, solo, no pudo controlar un balón en el área pequeña.

Transcurrida media hora, el líder se adueñó del duelo y obligó a la zaga blanquiazul y al meta Nico Bonis a emplearse a fondo para acabar con el peligro procedente de las bandas locales. Mientras, el Atlètic Balears gozó de pocas ocasiones en este tramo del partido. Portilla lo intentó en varios lanzamientos de falta, pero las defensas se imponían a los ataques en unos primeros 45 minutos en los que el líder fue mejor.

Giro

La segunda parte también arrancó con la dinámica que lo había hecho el encuentro, pero, a diferencia de la primera mitad, se desequilibró pronto. A los cinco minutos un córner desde la izquierda, tocó en Pepín y Mendoza, casi en la misma línea de portería, empujó a gol.

En el minuto 54 la tuvo Pau Franch, que no encontró portería. Eran los mejores minutos de los locales ante un rival que acusó el gol y precisó unos minutos para recuperarse anímicante y reordenarse sobre el césped.

Había pasado ya un cuarto de hora de la segunda parte y el Atlètic Balears no conseguía crear peligro ante un Francis muy atento a los balones que consiguieron centrar al área. El equipo alicantino, por su parte, dio un paso atrás y cedió metros reforzando su trabajo defensivo e intentó aprovechar su velocidad y alguna acción de pizarra para inclinar aún más la balanza a su favor.

El técnico visitante, Pep Sansó, buscó altura en el área rival y trató de reforzar el juego de creación con la entrada de Samu Baños y David Sánchez, que ampliaba el potencial de las jugadas a balón parado de los visitantes, que se hicieron con el mando del encuentro en los últimos 15 minutos y trató de poner en jaque la portería de Francis abusando en algunas ocasiones del juego directo.

El Olímpic tuvo que emplearse a fondo para frenar los envites visitantes y Francis estuvo muy seguro con los puños. Samu Baños lanzó el balón por arriba del travesaño en el minuto 84 al botar una falta al borde de área. Tres más tarde, en la que sería la última ocasión del encuentro, Francis salió con todo tras controlar un balón Chamorro dentro del área aunque escorado a la derecha. El líder impuso sus galones y frenó en seco al ATB tras dos triunfos seguidos.