El delantero del Atlètic Balears Jesús Perera recibe la entrada de un rival durante un partido reciente en el Estadi Balear. | J. BARCELO

0

La visita del Prat no es el único problema del Atlètic Balears, que prepara muy pendiente de la enfermería. Los problemas físicos hacen que el conjunto blanquiazul tenga ahora mismo su medular con alfileres, ya que todo apunta que Pep Sansó no podrá contar dos el domingo en el Estadi Balear con Samu Baños y David Sánchez.

Los dos encargados de llevar la batuta del juego blanquiazul tienen complicado llegar a tiempo al compromiso liguero después de que Baños siga recuperándose de sus dolores de rodilla (gonalgia) y David Sánchez haya sufrido un esguince que mantenga en vilo su participación ante el Prat.

Las opciones de Pep Sansó para dar forma a su once en el centro del campo pasan en gran medida por Xavi Molina y Roque Mesa, ya que otro de los jugadores que han jugado esta temporada en la medular como es Gotor, será baja segura por sanción.

Precisamente la ausencia de Gotor provoca que las dificultades para conformar un once no se circunscriban únicamente a la sala de máquinas, ya que la posición de lateral derecho está sujeta a la recuperación de Rafael Sastre. Descartada la opción de Gotor para el flanco diestro de la zaga, el ATB deberá esperar la evolución de las molestias que arrastra el lateral de Binissalem en su rodilla para dar forma a su retaguardia.

Dificultades

Los problemas físicos han provocado que la plantilla del Atlètic Balears haya quedado corta de efectivos respecto al inicio del curso. No en vano las operaciones a las que se han sometido José Picón, Thiago y Moutinho, junto a las bajas definitivas de Mathias Coureur y Eric Mahoto, propician que el cuerpo técnico haya visto disminuidos sus recursos.

La imposibilidad de contar con Cristian Portilla hasta que la FIFA resuelva su caso y las lesiones de Samu Baños, David Sánchez y Rafael Sastre obligan al Atlètic a trabajar bajo mínimos de cara al próximo compromiso liguero frente al Prat.