El tenista español David Ferrer (d) posa junto al checo Tomas Berdych durante el sorteo de la final número 100 de la Copa Davis entre España y la República Checa que se disputa este fin de semana en el O2 de Praga, en el Ayuntamiento de Praga. | FILIP SINGER

0

David Ferrer y Radek Stepanek, uno y dos de sus respectivos equipos, abren hoy (16:00 horas/La 1), la final número 100 de la Copa Davis entre la República Checa y España que se disputa en Praga, donde Alex Corretja mantuvo como número dos a Nicolás Almagro, que se las verá con el número uno local, Tomas Berdych, en busca del segundo punto de la final.

El sorteo resultó favorable para los intereses del conjunto español, porque Ferrer, el jugador más en forma del momento, ganador de siete torneos este año, y los de Valencia y París Bercy consecutivos, con solo una derrota en tres semanas, ante el suizo Roger Federer en el Masters, tendrá la oportunidad de abrir la final contra el número dos checo Radek Stepanek.

Ferrer tiene un balance de 6-3 contra Stepanek. Le ha ganado este año en Madrid, en el último enfrentamiento, y fue el pitbull particular de Radek, como el propio checo le calificó, en la final de 2009 en Barcelona cuando el de Javea fue capaz de levantar dos sets en contra y ganar el partido en cinco.

Luego saltarán a la pista Tomas Berdych y Almagro, duelo que el checo domina en sus precedentes por 8-3, con 4-1 para el número uno local este año que venció en las citas de Abierto de Australia, Roma, Abierto de Estados Unidos y Estocolmo, esta última bajo techo, por un contundente 6-3 y 6-2. «Nico» ganó la única de la temporada en Indian Wells.

Para el doble, Corretja ha mantenido a los campeones del Masters londinense, Marc López y Marcel Granollers, pero Jaroslav Navratil, quiso añadir más emoción a la contienda al nominar a Ivo Minar y Lukas Rosol para el sábado en lugar del tradicional Stepanek-Berdych.