0

La visita del Manchester City alienta la puesta en escena en la Liga de Campeones del Real Madrid, la competición a la que se aferra para reanimar su talante, en plena agitación tras el inestable arranque de curso, y torneo que ha fijado como uno de los objetivos prioritarios en la presente temporada.

En pleno desasosiego, con dos derrotas ya entre los primeros partidos del curso, y una aparente inestabilidad interna, recibe el Real Madrid al Manchester City por primera vez en la competición europea.

La visita del campeón inglés calibrará la situación del Real Madrid, que suele transformarse en la competición continental. El conjunto blanco anda metido en líos. Jose Mourinho, que señaló directamente a sus futbolistas, no termina de dar con la tecla adecuada en el inicio del ejercicio. La respuesta del Santiago Bernabéu es otra de las incógnitas que cercan el envite. La réplica de la afición ante la ‘tristeza’ oficializada por el portugués Cristiano Ronaldo semanas atrás y el recibimiento al equipo, distanciado ya del Barcelona en ocho puntos en la Liga.