Previous Next
5

Son Termens se vistió anoche de etiqueta para celebrar, por sexto año consecutivo, la Gran Gala del Fútbol Balear, un acontecimiento que reunió a un millar de personas en torno a los trofeos que consiguieron este año las selecciones Sub 21, Sub 19 y Sub 17 (femenina) en los Campeonatos de Europa que disputaron este pasado verano. Con la imagen de estas tres copas, los presentes al acto fueron recibidos para celebrar una de las fiestas imprescindibles en el calendario futbolístico de la Comunidad.

De la misma forma, bajo el brillo de las flamantes Botas de Oro , que recayeron sobre las figuras de Miguel Sayago Miguelín y Emilio Nsue, la Gala fue también todo un homenaje al fútbol más modesto, al que anteriormente era llamado el «fútbol de tierra» y en el que tantas personas dedican muchas horas de su tiempo con el único beneficio de servir a sus clubes y hacer posible que el fútbol sea uno de los deportes que más masa de gente moviliza, ya que en total suma 28.000 fichas.

La Gala contó con la presencia del presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, quien junto a Miquel Bestard, máximo responsable del fútbol en la Comunidad, y Pere A. Serra, presidente del Grup Serra, presidieron la que sin duda es una de las celebraciones más brillantes del deporte en las Illes.

El balompié más modesto y el de élite se entremezclaron en una jornada única donde las leyendas de este deporte a nivel local y nacional intercambiaron durante toda la noche vivencias y experiencias que marcaron toda una vida.

Los equipos del fútbol base, fúbol sala y los campeones de Liga de las diferentes categorías, fueron los primeros en subir al escenario de Son Termens para recoger sus trofeos.

De esta forma los representantes del Fisiomedia Manacor, Esportiu sa Vileta, Son Oliva y Entreculturas Montesión recogieron el trofeo como los mejores equipos de fútbol sala. S'Horta y Arenal (femenino) fueron los galardonados por sus éxitos en la Copa Federació, mientras que el Mallorca, Recreativo Mallorca, San Francisco, Atlético Isleño, La Salle Atlético y Penya Blanc i Blava recogieron el trofeo que les acredita como campeones de baleares.

El primer gran aplauso fue para el CD Manacor. Su presidente Rafel Sureda recogió el trofeo de manos de Miquel Bestard.

Posteriormente CIDE, Alcúdia, Rafal, Petra, Can Pastilla, Murense y La Soledad también tuvieron su espacio por el triunfo logrado en sus respectivas ligas.

Las distinciones especiales fueron también un momento especial tanto para los distinguidos como por parte del público presente. Por su dedicación al mundo del fútbol durante muchos años fueron reconocidos Pedro Crespí, José Luis Gonzalo, Juan Far, Pau Mas, Pedro Rigo, José Manuel Pérez y Eugenio Martínez.

Por sus éxitos deportivos recogieron una distinción Francisco Javier Martín, Maitane López, Virginia Torrecilla, Yeray Gómez y Xavi Ginard y por su especial dedicación a los comités, se homenajeó a Baltasar Juan y Antonio Company.

El traumatólogo Onofre Alba también recogió una distinción especial.

El joc net , trofeo que entrega Ultima Hora cada final de temporada, también estuvo presente y se premió la deportividad del Santa Mónica infantil. Históricos del periodismo y la comunicación como Gabriel Sampol y Joan Payeras también recibieron su cálido homenaje.

Emotivo

Uno de los momentos más esperados de la noche fue cuando la Federació rindió tributo a un once titular de leyenda, a futbolistas históricos del fútbol malloquín y nacional. El aplauso fue atronador cuando subieron sobre el escenario Antoni Amengual, Damià Amer, Gabriel Bordoy, Feliciano Casanova, Joan Colom, Pere Gost, Lorenzo Homar, Joan Orfila, Amador Puig, Joan Sancho y José Luis Romero. Fue su gran momento y Son Termens se volcó con ellos.

La emoción se mantuvo cuando sobre el escenario se homenajeó a Joan Bagur y Miquel Soler. Bagur es toda una leyenda del fútbol menorquín y español.

Llegó a defender la camiseta del Real Madrid y sin duda fue uno de los mejores porteros de los años 50. Soler, actualmente técnico del Mallorca B, fue homenajeado por su larga trayectoria en Primera División.

Tras ellos subieron al escenario los seleccionadores Luis Milla, Ginés Menéndez y Jorge Vilda, que hicieron campeonas de Europa a sus respectivas selecciones (Sub 21, Sub 19 y Sub 17 femenina).

Las tres entregas principales cerraron el acto. Emilio Nsue, jugador del Real Mallorca y campeón de Europa Sub 21 el pasado verano, y Miguelín, internacional con la selección española de fútbol sala, ex jugador del fisiomedia y actualmente en ElPozo Murcia, subieron al escenario bajo los acordes del «We are the Champions» y la enorme sala de Son Termens les obsequió a ambos con un aplauso.

Ángel María Villar fue el último en recibir la Medalla de Oro Extraordinaria de la Federació por su trayectoria al frente de la RFEF y por la ayuda que ha dispensado al fútbol balear. La Federació le tributó un cálido homenaje que puso el epílogo a una entrega de trofeos por todo lo alto. Ayer todos fueron campeones.

Pasa a la página siguiente

Viene de la página anterior