0

HERTHA BERLÍN: Kraft; Lell, Hubnik, Mijatovic, Kobiashvili; Torun, Lustenberger, Ebert, Adrián Ramos, Ottl y Lasogga.

También jugaron: Raffael, Janker, Ronny y Burchert.

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Pepe, Carvalho, Marcelo; Xabi Alonso, Coentrao; Callejón, Ozil, Cristiano Ronaldo y Benzema.

También jugaron: Joselu, Jorge Casado, Jesse, Kaká, Khedira, Nacho Fernández, Albiol, Varane y Adán.

Àrbitro: Manuel Grafe. Mostró tarjeta amarilla a Ebert.

Goles:

1-0, minuto 18, Ebert.

1-1, minuto 29, Cristiano Ronaldo.

1-2, minuto 32, Benzema.

1-3, minuto 47, Benzema.

Karim Benzema alentó un nuevo paso hacia delante del Real Madrid, que ganó en Berlín al Hertha (1-3) con suficiencia y autoridad. El trasvase a Europa tras la gira americana prolongó las sensaciones del nuevo proyecto de Jose Moruinho. El Real Madrid dio un paso adelante en su puesta a punto. Demostró el cuadro blanco que ha fortalecido su plantel con las nuevas adquisiciones. Pero también con el asentamiento de alguno de sus viejos conocidos. Es el caso de Benzema. Cuestionado en tiempos pasados, ha ganado en confianza.

Dureza

El Real Madrid lo pasó mal al principio. Sufre más en la zaga el conjunto español. El Hertha planteó con sentido la situación y esperó descaradamente la forma de proceder de su rival. El equipo de Marcus Babbel, a punto de iniciar la competición, ejecutó contraataques directos que desarbolaron a un Real Madrid en plena aclimatación.

El bloque alemán encontró premio. Fue en un contraataque finalizado con un centro del suizo Lustenberger, por la izquierda, hacia el borde del área, donde estaba Ebert. Remató con acierto y batió a Casillas.

La amenaza alemana terminó ahí y Benzema empezó a entrar en acción. Dos tiros suyos confirmaron un nuevo talante blanco. Antes de que Benzema entrara en acción, fue Cristiano Ronaldo el que puso en orden el partido. Un golpe franco, marca de la casa, puso el choque de nuevo en empate. El partido fue ya del Madrid. Y Benzema se puso serio. Acto seguido al empate, Jose Callejón dio un preciso centro al atacante galo, que cruzó el balón ante el meta alemán. El Hertha estaba fuera del partido.

Mourinho dio entrada a Varane y Khedira en el intermedio. Fue el germano el que gestó la tercera diana. Benzema se ofreció y el balón llegó a sus botas. Definió con soltura, amplió la ventaja blanca y choque murió.