0

Barcelona y Real Madrid preparan su sexta final de Copa, la tercera que disputarán en Mestalla, y que se han resuelto con tres victorias de los azulgranas y dos de los blancos, aunque con balance goleador favorable a los segundos, que marcaron un total de siete tantos y recibieron seis.

Veintiún años después de la última final entre los dos clubes con mejor palmarés y mayor número de seguidores del país, Barcelona y Real Madrid se citan en Mestalla mañana. A pesar de la hegemonía deportiva de ambos equipos en el panorama futbolístico español, no son demasiadas las finales en las que han medido, en especial si se tiene en cuenta el elevado número de veces que las han disputado ambos.

El Real Madrid es el equipo que más finales ha jugado con un total de 36, pero se da la circunstancia de que acumula más derrotas (diecinueve) que victorias (diecisiete), mientras que el Barcelona, con 34, suma veinticinco títulos y nueve decepciones.

Su primera final no llegó hasta 1936. El encuentro se disputó el 21 de junio en Mestalla y el Madrid ganó por 2-1 en un duelo que llegó menos de un mes antes del inicio de la Guerra Civil.

A pesar de que la rivalidad entre ambos equipos se incrementó a partir de la década de los años cuarenta del pasado siglo, fue necesario esperar a 1968 para que se midieran en una nueva final. Un solitario gol en propia meta de Fernando Zunzunegui dio la victoria al Barcelona y equilibró la lucha particular copera entre ambos clubes.

Sólo seis años después, el Madrid se desquitó de aquella derrota y ganó por 4-0 al Barça en la final con el marcador más abultado.

Precedente

La cuarta final entre ambos se disputó en 1983 en Zaragoza y fue la más emocionante, pues a un minuto de su conclusión se mantenía el empate a uno en el marcador. El barcelonista Marcos Alonso, en el último suspiro del encuentro, dio el título al equipo catalán y propició un nuevo empate, esta vez a dos victorias, en la lucha particular entre madridistas y culés.

La última final, la disputada en Mestalla en 1990 desequilibró esta igualdad a favor del Barça, que se impuso 2-0 el 5 de abril de 1990.

En la actualidad, hace dos años que el Barcelona no juega una final, desde que en 2009 se impuso al Athletic Club de Bilbao, también en Mestalla, por 4-1.

Por lo que respecta al Madrid, su última final fue la que perdió por 3-2 con el Zaragoza en Montjuic en 2004. Antes cayó por 2-1 con el Deportivo en el Bernabéu en el año 2000, por lo que su último título se remonta a 1993 cuando derrotó, una vez más en Mestalla, al Zaragoza (2-0) con goles de Butragueño y Mikel Lasa.