Pedro Carbonell posa con sus tres medallas de campeón del mundo. | PERE BOTA

0

La historia reclama a uno de los mejores deportistas mallorquines de todos los tiempos. Las aguas del Adriático, en concreto las de Mali Losinj (Croacia) acogen entre hoy y mañana los Campeonatos del Mundo de pesca submarina, una cita marcada en rojo en la agenda de Pedro José Carbonell. El triple campeón mundial persigue entrar de forma definitiva en los anales de un deporte que ha bañado en oro a Balears. Junto a su maestro, Pep Amengual, y el italiano Renzo Mazzari, es el único que ha logrado acumular tres entorchados mundiales (Gijón 1996, Tahití 2000 y Brasil 2002).

Un nuevo triunfo en Croacia le permitiría superar una barrera hasta ahora infranqueable y, con cuatro títulos, redactar la página más gloriosa de la pesca submarina en todo el planeta. Carbonell es uno de los sólidos argumentos que presenta España en Mali Losinj. La selección que capitanea el también isleño Tomeu Salas presenta al defensor del título, Joseba Querejeta; al campeón de España, Santiago López-Cid, y a Carbonell, que comparece como el mejor pescador del continente. El ibicenco Miguel Galera también forma parte de la expedición española.

Optimismo

El título individual está en el punto de mira de Carbonell, que no renuncia a la corona por selecciones, para la que España deberá vérselas con los anfitriones, Croacia, con Daniel Gospic -ganador del Masters Ciutat de Palma- como gran referencia.

Tres semanas de preparación han servido a Carbonell, Salas y compañía para conocer el terreno, y el optimismo es una constante en la selección española. «Será un Campeonato de 'congres' -cada pescador podrá cazar hasta diez- y una o dos especies más. Tenemos un enemigo fuerte como Croacia, pero el trabajo que hemos realizado debe dar sus frutos», explicaba Tomeu Salas desde el escenario de la competición.

El mallorquín, capitán nacional, confía en Carbonell «porque está motivado, con ganas de empezar. Pero los tres tienen opciones, lo que nos hace fuertes por equipos», asegura el laureado técnico, que apuesta por el oro.