Los integrantes de la Comissió per a la Construcció del Circuit Illes Balears abanderan una iniciativa que ha logrado captar la atención de la mismísima Ferrari. | Koldo Zuazaga

7

El Circuit Illes Balears, o lo que es lo mismo, el anteproyecto de construcción de un trazado de motor de máximo nivel en Mallorca, iniciativa que en su día adelantó Ultima Hora, y que en las últimas semanas ha adquirido mayor protagonismo al crearse una comisión a tal efecto -formada por las federaciones de motociclismo y automovilismo- y, tal y como avanzó este diario, tras captar el interés de Ferrari en vistas a implicarse en esta iniciativa para hacer de la Isla uno de sus centros de operaciones, se ha convertido en todo un fenómeno social a pie de pista y en Internet.
Tras cuatro años de trabajos y reuniones con inversores e instituciones, y una vez puesta sobre la mesa la obra del arquitecto Gabriel Palmer, el paso al frente dado en Montmeló al mantener contactos directos con la Scuderia, y otras firmas de prestigio dentro del sector -Pirelli, Mediapro, RACC- ha acabado por disparar las expectativas y trasladar a la calle una vieja reivindicación del mundo del motor, que en más de una ocasión -celebración del título mundial conseguido por Jorge Lorenzo en 2006- ha solicitado en voz alta un recinto en condiciones para la práctica de estas modalidades, ya que a gran escala, sólo el Mallorca Renn Arena de Llucmajor sirve de referencia.
Modelo
Ese mismo municipio ha mostrado su predisposición a acoger esta infraestructura, cuya construcción se regiría bajo el modelo de fundación y que daría forma a un Circuit Illes Balears destinado a albergar competiciones y entrenamientos de Fórmula Uno y otras modalidades del automovilismo y el motociclismo, además de convertirse en un reclamo para la industria turística y de servicios de la Isla.
La trascendencia de este todavía anteproyecto se ha trasladado hasta la calle. Y la mejor muestra es la iniciativa de dos aficionados, Guillermo Ríos y Vicente Ribas, que se han propuesto reunir '100.000 firmas para que se haga un circuito de Fórmula Uno y MotoGP en Mallorca', y bajo este título han creado un grupo en la red social Facebook en el que en apenas tres días han logrado reunir a cerca de siete mil miembros que muestran su apoyo incondicional a la construcción del Circuit Illes Balears, aunque no ha tardado en aparecer en la misma página otro grupo en contra de una iniciativa que va más allá de Internet y da el salto a la calle.
Captación
Los administradores se han propuesto el más difícil, y han iniciado una ambiciosa campaña de recogida de firmas que pretende llegar a esas 100.000, aunque son conscientes de la enorme dificultad que supone.
Las plantillas a través de las que se puede apoyar mediante una firma esta iniciativa de las federaciones de motor de Balears se pueden descargar desde el mismo grupo de Facebook, e incluso ya existen varios establecimientos que han mostrado su predisposición a ayudar en la recogida de apoyos.
Desde gasolineras, restaurantes, bares, tiendas de recambios, supermercados y hasta establecimientos del gremio del calzado -la lista puede consultarse en el citado grupo de Facebook- de la Platja de Palma, s'Arenal, Llucmajor, Montuïri o Manacor se han convertido en los primeros puntos de recogida de firmas, que se espera que se puedan expandir a lo largo de las próximas jornadas. Los impulsores de esta campaña de apoyo a la instalación pretenden hacer entrega de todas las firmas recogidas a los integrantes de la Comissió per a la Construcció del Circuit Illes Balears.
La campaña se inició el pasado fin de semana, cuando sus impulsores se desplazaron hasta Son Moix, donde se disputó la primera manga de la Copa Social Interescuelas y una prueba del territorial de minimotos. Unas 500 firmas supusieron la primera piedra de una idea que va camino de batir récords.